CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

jueves, 24 de mayo de 2012



    
                                                  NOS HA DEJADO UN HERMANO

          Acabamos de recibir en la Preceptoría de España la noticia de la muerte de nuestro hermano DOM. PROF. DR. FRITZ MUNDINGER, uno de los más antiguos Caballeros de la Orden, desde este blog, trasladamos nuestro más sentido pesar a la familia y allegados y  de acuerdo con nuestra Regla, sera tenido presente en nuestras oraciones. Según dispone el Capítulo IX al respecto. Que Dios Nuestro Señor lo tenga a su lado como su  leal servidor que fue en vida.

   
Capítulo Noveno
(Sobre el Gran Maestre y los hermanos difuntos)
   
                1Cuando el Gran Maestre pague a la muerte, que no perdona a nadie, lo que es imposible sustraerle, 2durante tres días toda la Milicia ofrezca a Cristo, con pureza de sentimientos, el Oficio debido y la Misa solemne 3y sean dadas limosnas a los pobres por su alma; 4después, el Capítulo atienda a los solemnes funerales junto a todos los Capellanes en caridad con los Caballeros que sirven en la Milicia al Sumo Sacerdote; 5y que durante siete días cada hermano rece por su alma el Santo Rosario 6y que cada año toda la Milicia venere la memoria con oraciones y limosnas.

                7Si muere un hermano profeso ríndasele el Oficio debido 8y dénsele ofrendas a los pobres por el bien de su alma.

                9Mas si muere un hermano no profeso o que sirve a tiempo determinado o un Capellán, hágasele mención en el Oficio y en la Misa comunitaria que siga al anuncio de su muerte 10y dénsele ofrendas a los pobres.

                11El Gran Maestre y los hermanos profesos recibirán sepultura con su hábito de religión.


Requiem Æternam dona Ei Domine et lux perpetua luceat Ei, requiescat in pace.