CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

sábado, 21 de julio de 2012


Continuando con la noticia anterior y dado lo excepcional de la misma inserto el artículo de la Página Web Fundación Benedictina. Oremos todos por que este camino que está a punto de iniciarse llegué a buen término y fluyan las vocaciones creemos que difundiendo esta noticia en nuestro blog y en todos los blog tradicionales pondremos nuestro pequeño granito de arena.



Noviciado de Santa Magdalena de Le Barroux



      Hermanos en Jesucristo, les informo a ustedes de las últimas noticias en lo referente a la fundación monástica tradicional en España. Lo primero que deseo dejar claro es que todo este movimiento que se ha formado en relación a la venida de Le Barroux o de Fontgombault a España, se ha hecho con constancia de los superiores de ambos monasterios y de la autoridad eclesiástica de algunas diócesis interesadas. Por tanto la iniciativa de un joven que ha hecho una experiencia en Le Barroux no ha sido en ningún momento realizada individualmente al margen de la Iglesia. Dicho esto, a muchos les parece una exageración que se hable de quince personas interesadas, hay que decir que este dato no es real, que a mí persona le conste son veinticinco los que se han puesto en contacto con vocacionextraordinaria, lo que parece obvio es la dificultad de que todos lleguen a hacer la experiencia y perseveren. Es una vida de un gozo y profundidad espiritual enorme, pero también muy exigente y sacrificada. Desde el obispado me han informado que la reunión podrá hacerse o no en función del interés de las personas para que se realice.



Misa Pontifical en la Abadía de Fontgombault



      Me dirijo en este momento a los vocacionalmente interesados; como bien saben desde Le Barroux ponen la condición de ir a vivir el noviciado a Francia, antes de dar un paso fundacional. Desde Fontgombault el abad Jean Pateau, muestra gran interés por la fundación aunque todavía tiene que ir el obispado a visitarles. El propio abad me manifestó que los aspirantes deberían ir una semana o dos a Fontgombault, al menos para comprobar si es ese tipo de vida es lo que se está buscando, lo cual es bastante razonable. Por otra parte desconozco cuántos de ustedes estarían dispuestos a ir este verano al monasterio. Una cosa es clara, si se tiene algo de certeza de que la vocación a la que Dios le llama es la monástica; le conviene hacer algún sacrificio para poderse iniciar en esta vida que es victimal. Una vez terminada la estancia en Fontgombault si la experiencia es gozosa, los monjes no tendrán inconveniente en venir a España. Si ustedes esperan a que otros empiecen, la comunidad se establezca y se asiente; les aseguro que nadie empezará ni la comunidad se establecerá. Es hora de dar pasos firmes confiando en la Divina Providencia que no olvida a sus amados hijos. Por este motivo les ruego me confirmen su disponibilidad o la ausencia de la misma, para poder dar pasos sobre seguro. Si este procedimiento no va hacia delante, les invito a venir a Le Barroux desde dónde muestran sus puertas abiertas; teniendo en cuenta la dificultad de la llamada y del aprendizaje del francés y el latín. Les ruego que respondan con prontitud y que lo encomienden todo a Dios por medio de su Santa Madre y de Nuestro Padre San Benito.