CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

jueves, 1 de noviembre de 2012



«Celebro por el rito antiguo para dar a entender que es normal su uso.»
30/10/2012
El cardenal Cañizares explica por qué ha aceptado presidir en San Pedro la misa del sábado para los fieles de la peregrinación UNA CUM PAPA NOSTRO (Juntos con nuestro Papa).

ANDREA TORNIELLI
Ciudad del Vaticano

«He aceptado gustosamente celebrar la misa del sábado próximo para los peregrinos venidos con la finalidad de agradecer al Papa el regalo de su motu proprio Summorum Pontificum; es un modo de hacerles comprender que es normal usar la forma extraordinaria del único rito romano…» El cardenal Antonio Cañizares Llovera, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, responde así a la pregunta del periódico VATICAN INSIDER sobre el significado de la celebración que tendrá lugar el sábado próximo, 3 de noviembre, a las 15 h, junto al altar de la Cátedra, en la basílica de San Pedro. Precisamente esta mañana, el portavoz de la peregrinación llamada UNA CUM PAPA NOSTRO ha anunciado también la asistencia a la celebración del Arzobispo Augustine di Noia, vicepresidente de la Pontificia Comisión ECCLESIA DEI.

¿Qué sentido tiene esta peregrinación?

«El de rendir gracias a Dios y agradecerle al Papa por su motu proprio, publicado hace cinco años, en el que reconoció el valor de la liturgia celebrada según el misal del beato Juan XXIII, subrayando la continuidad de la tradición en el rito romano. Reconociendo la liturgia precedente se comprende mejor que en la reforma no se niega aquello que estaba en uso anteriormente.»

¿Por qué ha aceptado celebrar la misa para los peregrinos que siguen el rito preconciliar?

«He aceptado porque es una forma de hacer comprender que es normal el uso del misal de 1962: existen dos formas del mismo rito, ya que se trata del mismo rito y, por lo tanto, es normal usarlo en la celebración. Yo ya he celebrado muchas veces con el misal del beato Juan XXIII y lo seguiré haciendo, con mucho gusto, también esta vez. La Congregación de la cual el Papa me llamó para ser Prefecto no tiene nada en contra del uso de la liturgia antigua sino que tiene, más bien, este dicasterio la obligación de profundizar en el significado de la renovación litúrgica de acuerdo con las directrices de la constitución Sacrosanctum Concilium y, por consiguiente, de seguir los pasos del Concilio Vaticano II. A este respecto, hay que decir que también la forma extraordinaria del rito romano debe estar bajo la luz de aquella constitución conciliar, que en sus primeros diez parágrafos profundiza en el verdadero espíritu de la liturgia y, por ende, es válida para todos los ritos.»

¿Cómo juzga, cinco años después, la actuación del motu proprio Summorum Pontificum?

No conozco los detalles de su trascendencia en el mundo porque la competencia a este respecto es de la Comisión ECCLESIA DEI, pero creo que poco a poco se comienza a entender cómo la liturgia es fundamental en la Iglesia y nosotros debemos reavivar el sentido del misterio y de lo sagrado en nuestras celebraciones. Además, me parece que a cinco años de distancia se puede mejor entender cómo no se trata únicamente de que algunos fieles vivan con la nostalgia del latín, si no que se trata de profundizar en el sentido de la liturgia. Todos somos Iglesia, todos vivimos la misma comunión. El Papa Benedicto XVI lo ha explicado muy bien, y en el primer aniversario del motu proprio ya recordó que “nadie está de más en la Iglesia”.»
Texto traducido de la Página Web de Militia Templi