CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

martes, 27 de noviembre de 2012


    ORGULLOSOS DE SER CRISTIANOS.


  Como bien dice el Cardenal Norberto Rivera, en el enlace que abajo les dejo, los cristianos debemos manifestar abiertamente y sin complejos nuestras convicciones. Debemos dejar de ser personas grises que intentan pasar desapercibidas, ocultas para no llamar la atención. Lo podemos hacer de muchas maneras, se me ocurren varias, una de ellas evoca los tiempos de mi infancia cuando era normal ver a muchas personas de todas las edades portando con todo orgullo una cruz colgada al cuello o una medalla de la Virgen, era un sentimiento que se llevaba dentro, hoy, el que lleva la cruz, la intenta ocultar para no delatar su condición de cristiano, como dije en un artículo anterior, para negar a Jesús cuando le pregunten. Otra, era asistir devótamente a la Santa Misa, los domingos, en mi pueblo la misa de las doce era algo sagrado, pero cuando digo sagrado me refiero que aparte de todo lo que representa la Santa Misa, para todos nosotros representaba algo tan importante que era prioritario ante cualquier otra actividad el asistir a la Santa Misa, podría decir muchas formas de comenzar a hacernos visibles pero creo que todos las sabemos y es hora de ponerlas en práctica. Les dejo el enlace a la homilía del Cardenal Norberto Rivera.

sábado, 24 de noviembre de 2012


Interesante artículo el que contenía hoy el Diario el Mundo lo titula "Vuelve la Sotana", lo dejo para que cada uno a la vista del mismo reflexione y saque sus propias conclusiones:
"Vuelve la sotana o, en su caso, el clergyman. Por imposición vaticana y hasta por devoción. En el territorio del Estado Vaticano ya es obligatorio el traje talar. En muchas diócesis, los sacerdotes jóvenes optan por él para visibilizarse. Vuelven a verse por las calles de pueblos y ciudades curas y monjas vestidos con sus respectivos hábitos. Y hasta en los seminarios proliferan cada vez más. Dicen sus partidarios que el hábito no hace al monje, pero le ayuda.
"En un tiempo en el cual cada uno está especialmente llamado a renovar la conciencia y la coherencia de la propia identidad, por venerado encargo, pido a todos los eclesiásticos y religiosos en servicio en el Vaticano que sean fieles al uso cotidiano del hábito talar que les es propio". La orden, tajante, salió el pasado día 15 de octubre de la Secretaría de Estado, la sala de máquinas de la Curia vaticana.
Firmada por el número dos de la Santa Sede, cardenal Tarcisio Bertone, trata, en sus propias palabras, de "llamar la atención sobre la importancia de la disciplina a inherente al uso cotidiano del traje eclesiástico y religioso". Y Bertone aduce una razón jurídica: la estipulada por el Papa Juan Pablo II ya en 1982. Y otra moral: "En obsequio al deber de ejemplaridad que incumbe, sobre todo, a quienes prestan servicio al Sucesor de Pedro".
En el Vaticano es raro ver a un clérigo que no cumpla lo que pide el cardenal Bertone en su circular, por lo que, la misiva parece estar dirigida más al resto del mundo que a los trabajadores de la Santa Sede. Es decir, en la alambicada jerga vaticana, la orden del Secretario de Estado puede leerse así: El Papa quiere que todos los clérigos del mundo utilicen el traje talar. De hecho, la sotana viene urgida por el propio Código de Derecho Canónico, que establece, en su artículo 284, que los clérigos deben llevar un hábito eclesiástico "digno, según las normas dadas por la Conferencia episcopal t las costumbres legítimas del lugar".
La ley de la Iglesia se presta a interpretaciones y, de hecho, han sido muchos los curas que, en aras de las "costumbres legítimas del lugar", colgaron la sotana hace años y no se la han vuelto a poner. Y la costumbre es ley sobre todo en los sacerdotes del Concilio y del postconcilio, que no sólo se despojaron de la sotana por comodidad, sino por encarnarse con el mundo y ser uno más al servicio del Pueblo de Dios, como pedía el Vaticano II.
El primero, el arzobispo de París
Hace 50 años, el cardenal arzobispo de París, monseñor Maurice Feltin, ordenó que los sacerdotes de su diócesis dejasen de usar la sotana en condiciones normales. Fue el primer prelado del mundo en hacerlo. Su decisión, tomada el 29 de junio de 1962, no se presentó como doctrinal o moral, sino pastoral. Es decir, como una adaptación de las costumbres eclesiásticas a las cambios sociales y al "aggiornamento" que pedía el Papa Bueno, Juan XXIII. Y de hecho, ese mismo año la iniciativa del prelado parisino era seguida por la mayoría de las diócesis francesas.
Pasó el Concilio y el postconcilio de Pablo VI. Y, al solio pontificio llegó Juan Pablo II. El Papa polaco, asustado por la, a su juicio, excesiva apertura eclesial, decidió volver a colocar el péndulo eclesial en la derecha. Y comenzó lo que los teólogos llaman "el proceso de involución". Que afectó a todos los aspectos de la vida de la Iglesia y, por consiguiente, también a la indumentaria clerical, que, poco a poco, fue resucitando.
Hoy, 50 años después, los papeles se invirtieron y son los sacerdotes jóvenes los que quieren usar la sotana cuya abolición los viejos defienden. Los párrocos más veteranos y curtidos en mil batallas pastorales los llaman curas "del cocodrilo". Porque, cuando dejan el clergyman o las ropas litúrgicas, van a la última y muchos llevan polos Lacoste. Son los nuevos curas. Curas distintos. Según sus mayores, mucho más conservadores, espiritualistas, mandones y cómodos. "Hijos de su tiempo", dicen los obispos, para defenderlos.
Seminaristas con siglas
Ha fallado el antiguo vivero rural del que se nutría la Iglesia. Ahora, la mayoría procede de ambientes urbanos y universitarios y son frecuentes las vocaciones maduras, con carreras terminadas. Por vez primera, son más los seminaristas hijos de comerciantes, funcionarios, transportistas o del sector servicios que de agricultores y ganaderos.
El cambio generacional se viene produciendo desde hace 15 años, como consecuencia del repliegue de la propia Iglesia y del cambio espectacular en la procedencia de los seminaristas. Antes, la mayoría venían de los seminarios menores. Ahora, las principales canteras son las parroquias de las ciudades y los nuevos movimientos neoconservadores (Opus Dei, Comunión y Liberación, Neocatecumenales, Focolares...). Seminaristas "con siglas" que, a imagen y semejanza de sus movimientos-nodriza, buscan seguridades y son partidarios de identidades fuertes.
Para los sacerdotes de más de 50 años, la sotana es un "retroceso", es arrogancia, endurecimiento ideológico y renuncia a la modernidad por la que combatieron toda la vida y a una Iglesia encarnada entre la gente, samaritana y solidaria con "los gozos y las sombras" del pueblo de Dios, como pide el Concilio.
"El color negro recuerda a todos que el que lo lleva ha muerto al mundo" Por su parte, los partidarios de la sotana aducen todo tipo de razones. Así lo explica, por ejemplo, el famoso demonólogo y exorcista español, José Antonio Fortea: "El hábito eclesiástico es un signo de consagración para uno mismo. Nos recuerda lo que somos, recuerda al mundo la existencia de Dios, hace bien a los creyentes que se alegran de ver ministros sagrados en la calle y supone una mortificación en tiempo caluroso".
Más aún, "el sacerdote, al mirarse en el espejo o en una foto, y verse revestido de un hábito eclesiástico piensa: tú eres de Dios. Revestido con su traje talar, su naturaleza humana queda cubierta por la consagración. El que viste su hábito eclesiástico es como si dijera: el lote de mi heredad es el Señor".
El Padre Fortea acumula más razones: "El color negro recuerda a todos que el que lo lleva ha muerto al mundo. Todas las vanidades del siglo han muerto para ese ser humano que ya sólo ha de vivir de Dios. El color blanco del alzacuellos simboliza la pureza del alma. Conociendo el simbolismo de estos dos colores es una cosa muy bella que todas las vestiduras del sacerdote, incluso las de debajo de la sotana, sean de esos dos colores: blanca camisa y alzacuellos, negro jersey, pantalones, calcetines y zapatos".
Fuente: Diario El Mundo" 24/11/2012

sábado, 10 de noviembre de 2012

REPORTAJE FOTOGRAFÍCO SOBRE LA MISA TRADICIONAL CELEBRADA POR EL CARDENAL CAÑIZARES CON MOTIVO DE LA PEREGRINACIÓN UNA CUM PAPA NOSTRO

Cualquier comentario que  haga sobre la belleza de las imágenes que aparecen en el reportaje sería desvirtuar el mismo, adjunto les dejo un enlace con el reportaje realizado por el fotógrafo del periódico de la Santa Sede L´ossevartore romano. En varias de ellas sale la representación en dicho acto de apoyo al Santo Padre de la Militia Templi con nuestro Gran Maestre al frente, concretamente en las primeras  y a partir de la 1159.

 

    El Papa crea la Academia Pontificia de la Latinidad para potenciar el latín.

     El papa Benedicto XVI ha creado la Academia Pontificia de Latinidad, que estará dedicada a promover la lengua y la cultura latinas y su correcto uso en el ámbito eclesiástico, informó hoy el Vaticano.
 
     Como presidente de la academia, que estará integrada por 50 miembros, el Pontífice ha nombrado al rector de la Universidad de Bolonia (Italia), Ivano Dionigi, experto latinista, y como secretario al sacerdote Roberto Spataro.
      
     La nueva institución dependerá del Consejo Pontificio para la Cultura y ha sido creada mediante un "motu proprio" (documento papal), en el que Benedicto XVI recuerda que el latín siempre ha estado en "altísima consideración" en la Iglesia Católica y por los Pontífices Romanos.
      
     El Papa agregó que sus antecesores en la Silla de Pedro promovieron el conocimiento y difusión del latín y lo hicieron lengua propia para transmitir universalmente el Evangelio.
      
     "En realidad, desde Pentecostés la Iglesia ha hablado y rezado en todas las lenguas de los hombres, pero las comunidades cristianas de los primeros siglos usaron ampliamente el griego y el latín, lenguas de comunicación universal del mundo en el que vivían", señaló el papa en el Motu Proprio.
      
     En los últimos años, Benedicto XVI está promoviendo que se rece en latín el Padrenuestro en las reuniones multitudinarias de fieles.
      
      En su documento, el Papa agregó que, tras la desaparición del Imperio Romano de Occidente (a finales del siglo V), la Iglesia de Roma no sólo siguió usando el latín, sino que lo custodió y lo promovió, tanto en el ámbito teológico y litúrgico, como en la formación y transmisión del saber.
      
     "También ahora el conocimiento del latín y de la cultura latina resulta necesario para el estudio de las fuentes que afectan a numerosos disciplinas eclesiásticas, como la teología, la liturgia, la patrística y el Derecho Canónico", subrayó.
      
     El Papa afirmó que en la cultura contemporánea se nota un debilitamiento del latín en los estudios humanísticos, sobre todo en los estudios filosóficos y teológicos de los futuros sacerdotes.
      
     Por ello -manifestó- es "urgente apoyar un mayor conocimiento y una mayor competencia en el uso del latín, tanto en el ámbito eclesial como en el mundo de la cultura".
     Fuente: Diario La Razón"

lunes, 5 de noviembre de 2012



¿UNA MISA EXTRAORDINARIA? ¡UNA MISA NORMAL!

4/11/2012

La Militia Templi estuvo presente con su Gran Maestre y una decena de Caballeros, una representación de los SCOUTS DE LA MAGIONE DE POGGIBONSI, y más de 30 miembros de diferentes clases de la misma

     ¿Una misa extraordinaria? ¡Una misa normal! En todas las webs italianas, hasta ahora, el silencio es total. Se recoge este relato desde Riposte Catholique.

[…] La larga procesión de hermandades, del clero y de los fieles, que partió a las 14.30 h de San Salvatore in Lauro, al otro lado del Tíver, después de haber atravesado el puente de Sant’Angelo y de haber recorrido totalmente la Via della Conciliazione, atravesaba la puerta de la Basílica vaticana para reunirse con la multitud de fieles que ya se encontraban en su interior. Y a las 15 h, visiblemente emocionado, el Prefecto del Culto Divino iniciaba la misa pontifical bajo la Cátedra de San Pedro, alrededor de la cual asistían de 2.000 a 3.000 personas sin contar la multitud de detrás de los bancos y los numerosísimos sacerdotes y religiosos.

     Al igual que en las otras ceremonias de esta peregrinación Summorum Pontificum, uno de los aspectos más sorprendentes fue la presencia masiva de sacerdotes diocesanos y seminaristas procedentes de las diferentes universidades pontificias o venidos para la ocasión de Francia, Estados Unidos, Inglaterra, etc.

     Tras los prelados romanos presentes en la ceremonia (Mons. Perl, Mons. Pozzo, recién constituido arzobispo esa misma mañana, Mons. Agostini, Maestro de Ceremonias pontificio, etc.), la presencia más notable, casi oficial, fue la de la Comisión Ecclesia Dei, con su vicepresidente, Mons. Di Noia, rodeado de sus colaboradores. El Rev. De Andrade, miembro de la misma Comisión, dirigió impecablemente la ceremonia ayudado por un sacerdote diocesano, el Rev. Cuneo. El sacerdote asistente fue Mons. Ferrer, vicesecretario de la Congregación para el Culto Divino, el diácono fue el Rev. Reginald-Marie, de la Fraternidad de San Vicente Ferrer, mientras que los otros ministros fueron elegidos entre los seminaristas de los colegios romanos y del clero diocesano.

     Todo quería dar a entender que partiendo de una situación de “privilegio” concedida, allí estaba teniendo lugar en aquel momento —aunque todavía está lejos ese objetivo— una situación normal, debiéndose lo extraordinario de ayer a integrar, poco a poco, paso a paso, tal objetivo en las parroquias, en las diócesis, en los movimientos juveniles, en la misma vida eclesial.

     Esto mismo es lo que el cardenal Cañizares subrayó al final de su homilía (muy espiritual), deteniéndose en un asunto que lleva en el corazón: el Motu Proprio y la pacificación de la Iglesia consigo misma, esto es, con su tradición, cuyo patrimonio es el culto romano tradicional. Cuando el “Ministro de la Liturgia” de Benedicto XVI evoca con mucha sutiliza la “iluminación” que la Constitución Sacrosanctum Concilium debe aportar a ambas formas del rito romano, eso no significa que si ayer el Concilio era interpretado de acuerdo con la liturgia de Pablo VI, hoy también puede muy bien releerse con la ayuda —por no decir con el filtro— de la dicha liturgia de san Pío V.

Fotografías publicadas en Acción Litúrgica (http://accionliturgica.blogspot.com.es/)

Lectura del mensaje del Santo Padre a los participantes en la peregrinación UNA CUM PAPA NOSTRO

     En la Santa Misa pontifical celebrada por el cardenal Cañizares al concluir la peregrinación Una Cum Papa Nostro, se ha hecho conocer el mensaje que el Papa ha enviado a los peregrinos y que ha sido traducido por Pedro López del texto en francés, publicado en Le Forum Catholique el 4-11-2012 (http://www.leforumcatholique.org/message.php?num=649635).

     «Con motivo de la peregrinación internacional a Roma organizada con ocasión del 5.° aniversario del Motu Propio Summorum Pontificum, Su Santidad el Papa Benedicto XVI envía su cordial saludo a todos los participantes, asegurándoles su fervorosa oración. Por este Motu Proprio, el Santo Padre deseó responder a las expectativas de los fieles unidos a las formas litúrgicas precedentes. En efecto, como él lo ha dejado escrito en su carta a los obispos para presentar el Motu Propio, es bueno conservar las riquezas que se engrandecieron en la fe y en la oración de la Iglesia y darles su justo lugar, todo ello en reconocimiento total del valor y la santidad de la forma ordinaria del rito romano. En este Año de la Fe, promulgado cuando la Iglesia celebra el quincuagésimo aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, el Santo Padre invita a todos los fieles a manifestar de manera particular su unidad en la fe; así, ellos serán eficaces agentes de la nueva evangelización. Confiando a todos los participantes de la peregrinación a Roma en la intercesión maternal de la Virgen María, el Santo Padre les envía de todo corazón la Bendición Apostólica.
+ Cardenal Tarcisio Bertone
Secretario de Estado de Su Santidad»




jueves, 1 de noviembre de 2012

PEREGRINACIÓN SUMMORUM PONTIFICUM A ROMA, EL SÁBADO, 3 DE NOVIEMBRE PRÓXIMO.

Iglesia del Castillo de La Magione- Sede Magistral de la Militia Templi

      La Secretaria Particular de S.E. el Gran Maestre de la Militia Templi, a través de correo electrónico de fecha 25 de los corrientes comunica lo siguiente:

«A todos los miembros de la Militia Templi:

     S.E. el Gran Maestre invita a todos a participar en la peregrinación Summorum Pontificum, que tendrá lugar en Roma el próximo día 3 de noviembre, como ya se anunció a través del último Boletín Oficial y se publicó en nuestra página web, donde se podrá encontrar más información al respecto.

     El Gran Maestre ha designado al hermano dom. Alberto Bruni para la organización logística, al cual se ha de comunicar la inscripción antes del día 31 de octubre indicándole el medio de transporte, que se deja a la iniciativa de cada cual; en caso de carencia de medios de transporte, dom. Alberto se encargará de buscar el más adecuado.

     Los Caballeros, Damas, Novicios, Novicias y Escuderos italianos a los que les sea imposible asistir, pueden pedir dispensa al Gran Maestre. El resto puede llevar también a sus familiares.

     Los Caballeros y Novicios portarán su hábito; las Damas y Novicias, su velo; los Scouts asistirán en perfecto uniforme; los Oblatos y Oblatas, con sus insignias, así como los Condecorados; los demás, con escarapela que repartirá dom. Alberto.

     La reunión para todos será a las 13:00 h en la iglesia de San Salvatore in Lauro (en la plaza del mismo nombre, junto al Castel Sant’Angelo), con la comida o almuerzo  ya hecho.

     Tendremos el deber de abrir la peregrinación.

     Si hubiese variaciones al respecto, dom. Alberto se encargará de comunicarlas con la debida antelación a cuantos se hubieren inscrito.

     Firmado: Novicia Giulia Neri, Secretaria Particular de S.E. el Gran Maestre.

     POSTDATA.― Se recuerda a todos que la participación en esta peregrinación será considerada como retiro espiritual con motivo de la preparación de la Navidad, tal como se prevé en nuestra Regla. Para aquellos que no puedan participar se les señalará una fecha y lugar para el retiro de Navidad.»





«Celebro por el rito antiguo para dar a entender que es normal su uso.»
30/10/2012
El cardenal Cañizares explica por qué ha aceptado presidir en San Pedro la misa del sábado para los fieles de la peregrinación UNA CUM PAPA NOSTRO (Juntos con nuestro Papa).

ANDREA TORNIELLI
Ciudad del Vaticano

«He aceptado gustosamente celebrar la misa del sábado próximo para los peregrinos venidos con la finalidad de agradecer al Papa el regalo de su motu proprio Summorum Pontificum; es un modo de hacerles comprender que es normal usar la forma extraordinaria del único rito romano…» El cardenal Antonio Cañizares Llovera, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, responde así a la pregunta del periódico VATICAN INSIDER sobre el significado de la celebración que tendrá lugar el sábado próximo, 3 de noviembre, a las 15 h, junto al altar de la Cátedra, en la basílica de San Pedro. Precisamente esta mañana, el portavoz de la peregrinación llamada UNA CUM PAPA NOSTRO ha anunciado también la asistencia a la celebración del Arzobispo Augustine di Noia, vicepresidente de la Pontificia Comisión ECCLESIA DEI.

¿Qué sentido tiene esta peregrinación?

«El de rendir gracias a Dios y agradecerle al Papa por su motu proprio, publicado hace cinco años, en el que reconoció el valor de la liturgia celebrada según el misal del beato Juan XXIII, subrayando la continuidad de la tradición en el rito romano. Reconociendo la liturgia precedente se comprende mejor que en la reforma no se niega aquello que estaba en uso anteriormente.»

¿Por qué ha aceptado celebrar la misa para los peregrinos que siguen el rito preconciliar?

«He aceptado porque es una forma de hacer comprender que es normal el uso del misal de 1962: existen dos formas del mismo rito, ya que se trata del mismo rito y, por lo tanto, es normal usarlo en la celebración. Yo ya he celebrado muchas veces con el misal del beato Juan XXIII y lo seguiré haciendo, con mucho gusto, también esta vez. La Congregación de la cual el Papa me llamó para ser Prefecto no tiene nada en contra del uso de la liturgia antigua sino que tiene, más bien, este dicasterio la obligación de profundizar en el significado de la renovación litúrgica de acuerdo con las directrices de la constitución Sacrosanctum Concilium y, por consiguiente, de seguir los pasos del Concilio Vaticano II. A este respecto, hay que decir que también la forma extraordinaria del rito romano debe estar bajo la luz de aquella constitución conciliar, que en sus primeros diez parágrafos profundiza en el verdadero espíritu de la liturgia y, por ende, es válida para todos los ritos.»

¿Cómo juzga, cinco años después, la actuación del motu proprio Summorum Pontificum?

No conozco los detalles de su trascendencia en el mundo porque la competencia a este respecto es de la Comisión ECCLESIA DEI, pero creo que poco a poco se comienza a entender cómo la liturgia es fundamental en la Iglesia y nosotros debemos reavivar el sentido del misterio y de lo sagrado en nuestras celebraciones. Además, me parece que a cinco años de distancia se puede mejor entender cómo no se trata únicamente de que algunos fieles vivan con la nostalgia del latín, si no que se trata de profundizar en el sentido de la liturgia. Todos somos Iglesia, todos vivimos la misma comunión. El Papa Benedicto XVI lo ha explicado muy bien, y en el primer aniversario del motu proprio ya recordó que “nadie está de más en la Iglesia”.»
Texto traducido de la Página Web de Militia Templi