CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

martes, 2 de abril de 2013




Un año más la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi acompaña al Santo Entierro en la Procesión del Santo Entierro y la Soledad en La Línea de la Concepción, Cádiz.


  La Línea de la Concepción, a 30 de marzo de 2013.

           

Marcados por el recogimiento y el silencio, el pasado día 30 de marzo miembros de la Preceptoría de España de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi, fueron acompañando al Santo Entierro desde las siete y media a las once y media de la noche en procesión por las calles de La Línea de la Concepción.



     Tras el cuerpo de Jesús nuestros hermanos en total recogimiento rezaron sus plegarias en cada parada que se hacía.


     El cielo amenazaba lluvia y en varias ocasiones cayeron algunas gotas, que no impidieron que la procesión cumpliera en su totalidad el recorrido asignado.



     Tal y como marca la tradición fueron cantadas saetas al paso de los tronos. Momentos en los que el fervor religioso, si es posible aun mas, culmina con letras y entonaciones que saliendo de desgarradas gargantas llegaron al corazón de los presentes.