CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

jueves, 8 de agosto de 2013

DOS JÓVENES HAN SIDO CONDENADOS EN ARABIA SAUDITA POR CONVERTIR A UNA MUJER AL CRISTIANISMO

   Dos jóvenes han sido condenados en Arabia Saudita a la pena de seis años de cárcel y a 300 latigazos, después de haber sido encontrados culpables de convertir a una mujer al cristianismo y facilitar su huida del país conservador islámico.
   Uno de los jóvenes es ciudadano libanés y ha sido el que ha recibido la sentencia más dura, habiendo sido condenado a seis años de prisión y 300 latigazos, al mismo tiempo que su “cómplice” saudí cumplirá dos años de privación de libertad y recibirá 200 latigazos por los cargos de la acusación. En Arabia Saudita es ilegal que los musulmanes renuncien a su religión, así como a promover otras creencias religiosas o a practicar alguna de las otras religiones. Los jueces tienen mano libre en lo que respecta a la interpretación de la Sharia, que es de aplicación a las normas legislativas islámicas y no existe la obligación de dar los veredictos en función de los precedentes existentes. Los castigos corporales, así como la pena de muerte son legales en el reino árabe.

   «La más horrorosa tiranía de todo el mundo se encuentra en Arabia Saudita. ¿Por qué continúan los tribunales saudíes azotando a las personas que desean practicar otra religión distinta de la islámica? ¡Es inaceptable! El mundo necesita unirse y luchar contra estas crueldades», ha declarado un periodista americano al portal de noticias YourJewishNews.com.



El más represivo estado del mundo con relación a los derechos de las mujeres, Arabia Saudita, aplica la Sharia en todas sus instancias judiciales.

   El caso se incoó en 2012, después de que la familia de la mujer denunciara que a su hija se la había “lavado el cerebro” por sus compañeros de trabajo en la compañía aseguradora en la que trabajaba. Estos ayudaron a la joven a que huyera de Arabia Saudita hasta Bahrein con documentación falsa. La mujer, cuya identidad no ha sido hecha pública, recibió asilo político en Suecia en 2012.


Traducido al español por Pedro López Martínez