CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

lunes, 5 de agosto de 2013

EN APOYO DE LOS FRANCISCANOS DE LA INMACULADA Y DE LA MISA TRADICIONAL

Reproducción de la carta abierta dirigida por Roberto de Mattei a Su Eminencia el cardenal João Braz de Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, y publicada en: http://www.corrispondenzaromana.it/in-sostegno-dei-francescani-dellimmacolata-e-della-messa-tradizionale/
  
«Querido amigo:

El 11 de julio pasado, la Congregación de los Religiosos ha “comisionado” el instituto de los Franciscanos de la Inmaculada, imponiéndole a sus miembros el abandono de la misa tradicional, que ellos celebran libremente, según una ley universal de la Iglesia, nunca derogada y confirmada por el motu proprio SUMMORUM PONTIFICUM de Benedicto XVI, de 7 de julio del 2007.

En el canon 212 § 3 del Código de Derecho Canónico, actualmente en vigor, se lee que los fieles «tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados  su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores, y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas.» A la luz de este canon y de lo que impone el sentido de la fe de cada bautizado, tengo el deber de enviar una carta abierta a Su Eminencia el cardenal João Braz de Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada. Si usted comparte mis preocupaciones, le agradeceré que se una a esta iniciativa haciendo suyo el mensaje que consta en el enlace más arriba reproducido.


Frailes y monjas de los Franciscanos de la Inmaculada

Presionando el enlace de más arriba usted podrá enviar su mensaje personal directamente al Prefecto de la Congregación y, para su conocimiento, al Secretario de la Congregación, arzobispo José Rodríguez Carballo, al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, arzobispo Gerhard Ludwig Müller, al Vicepresidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, arzobispo Augustine Di Noia, y al Comisario nombrado, padre Fidenzio Volpi, ofmcapp.
No se olvide firmar la carta con su nombre, añadiendo su dirección de correo electrónico.
Le agradezco que se una a esta iniciativa, promovida para el mayor bien de la Iglesia y de las almas.
Con estima y amistad.
Roberto de Mattei.»