CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

jueves, 8 de agosto de 2013

NOTA OFICIAL DE LOS FRANCISCANOS DE LA INMACULADA, DEL 3-8-2013, DANDO UNA RESPUESTA A VATICAN INSIDER (ESTA NOTA HA SIDO PUBLICADA EN LA PÁGINA WEB DE LA MILITIA TEMPLI[1] CON FECHA 4-8-13)


4/8/2013
Publicamos la nota oficial de los Franciscanos de la Inmaculada, invitando a todos a rezar por esta admirable Congregación a la cual deseamos transmitir, desde el Fundador y Ministro General P. Manelli y el Procurador General P. Apollonio hasta el último postulante, nuestra oración solidaria para que sientan nuestra vecindad, nuestra estima y nuestro afecto. Que la Inmaculada, su Reina y Patrona, les apoye y les haga salir de esta prueba más fuertes que antes por el bien de las almas: SALUS ANIMARUM SUPREMA LEX![2]

Nota oficial del 3-8-2013: una respuesta a Vatican Insider.

Con fecha 2 de agosto del 2013, la página web www.vaticaninsider.lastampa.it publicó un artículo titulado «Sobre la Misa en latín el Papa no contradice a Ratzinger», firmado «la redacción».
Tal artículo, después de las declaraciones del P. Lombardi, que siguen la misma línea ya por nosotros adoptada[3], contiene declaraciones calumniosas contra nuestro Fundador, el P. Stefano M. Manelli, declaraciones que nos sentimos en la obligación de rechazar. En tal artículo hay también informaciones no veraces o imprecisas que deseamos subrayar:
1.  A propósito del Comisionado de nuestro Instituto de Hermanos Franciscanos de la Inmaculada (F.F.I.), el anónimo periodista escribe (la negrita que a continuación viene es nuestra):
«La decisión del Papa Bergoglio —contra la cual se han amotinado algunos grupos tradicionalistas y que, sin embargo, los religiosos la han aceptado inmediatamente—, estuvo motivada por el hecho que el Fundador y Superior General, el P. Stefano Manelli, había impuesto a todas las comunidades de los Franciscanos de la Inmaculada el uso exclusivo de la forma extraordinaria de la liturgia, esto es, el rito antiguo.»
Las frases por nosotros escritas en negrita no hacen honor a la verdad. Es nuestra obligación responder, a ciencia y conciencia, que en realidad el P. Stefano no solamente no ha impuesto a todas las comunidades F.I. el uso —ni mucho menos el uso exclusivo— del Vetus Ordo, sino que no quiere ni tan siquiera que se convierta tal uso como exclusivo, y él mismo nos ha dado ejemplo celebrando en todas partes de acuerdo con los Novus y Vetus Ordines.
Es bueno saber que antes, durante y después de la visita apostólica (desde julio del 2012 hasta julio del 2013), así como en la actualidad, el uso exclusivo o prioritario de la mayor parte de las comunidades F.F.I. es el Novus Ordo (Santa Misa y Breviario).
El P. Stefano Manelli, como Ministro General, junto a su Consejo General, ha estado realizando legítimamente una obra de promoción del Vetus Ordo previsto en el Motu Proprio Summorum Pontificum (2007), en relación a las decisiones de nuestro Capítulo General del 2008 y de acuerdo con las Instrucciones Universae Ecclesiae (2011).
A través de carta Prot. 77/2011, de 21-11-2011, nuestro Secretario General, en nombre de nuestro Consejo General, divulgó a todas las Casas Marianas de F.F.I. determinadas normas indicativas (¡no preceptivas!) sobre el uso del Vetus Ordo y la armonía entre el Vetus Ordo y el Novus Ordo en nuestras Comunidades y en nuestro Instituto. Como consecuencia de tal carta, varias Comunidades continuaron pacíficamente dando preferencia al Vetus o al Novus Ordo. Por lo tanto, ninguna imposición ha venido de parte del P. Manelli.
Algunos frailes contestaron la dicha carta. Por eso, habíamos consultado a la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei” que, por rescrito del 14-4-2012, Prot. 39/2011L, encontraba conformidad entre la misma carta con Prot. 77/2011 y la “mens” del Santo Padre Benedicto XVI, que viene manifestada en la citada Instrucción Universae Ecclesiae, núm. 8.a).
2.  El anónimo periodista de Vatican Insider, en el mismo artículo escribe también (la letra negrita es nuestra):
«Como rito propio (por lo tanto exclusivo) pueden entonces adoptarlo los Institutos Religiosos y las comunidades monásticas que retornen a la comunión con Roma después de haber participado en el cisma lefebvriano, y por tal motivo quedan bajo la jurisdicción de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei.»
Respondemos. En realidad, hay que dejar bien claro que, en el espíritu del Motu Proprio Summorum Pontificum (núm. 3) y de la Instrucción Universae Ecclesiae (núm. 8.a), el Vetus Ordo como rito “propio” (exclusivo o no exclusivo, por lo tanto, al menos “prioritario”), puede ser adoptado también en las Comunidades Religiosas no dependientes de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei y no provenientes del “cisma” lefebvriano. Sin embargo, no fue jamás intención de nuestro Fundador llegar a un uso exclusivo.
3.  El anónimo periodista escribe también (la letra negrita es nuestra):
«Sin embargo, los franciscanos de la Inmaculada se fundaron después del Concilio y, además, un sondeo entre los hermanos ha demostrado que la mayoría de ellos desea celebrar con el rito ordinario.»

Respondemos. El hecho de haber nacido después del Concilio no prohíbe a F.I. adoptar o dar preferencia al Vetus Ordo. Por lo demás, el Motu Proprio Summorum Pontificum (publicado después del Concilio) se refiere también a los Institutos de Vida Consagrada (sin precisar su fecha de nacimiento) y, además, en el núm. 8.a) de la Instrucción Universae Ecclesiae se precisó que el Motu Proprio Summorum Pontificum tiene como primer objetivo el «ofrecer a todos los fieles la Liturgia romana en el usus antiquior, considerada como un tesoro precioso que hay que conservar». En donde la frase “a todos los fieles” incluye también, obviamente, a los religiosos.
Si cuando habla de “mayoría”, el anónimo periodista se refiere al dato citado en el artículo de Alessandro Speciale de fecha 30-7-2013, «El Vaticano ha comisionado a los Franciscanos de la Inmaculada», o sea, «en un sondeo realizado durante la visita apostólica la gran mayoría de los miembros de la Orden habían dicho no al acuerdo de la celebración exclusiva de la misa antigua, “sobre todo en la pastoral de las parroquias en Italia y en las misiones”», tenemos que precisar que este dato —de ser cierto— no atestiguaría otra cosa que una unidad de intención entre la gran mayoría y nuestro Fundador sobre la cuestión de la exclusividad.
De todos modos, si la mayoría de los hermanos (según nos consta, no hubo ningún sondeo que haya involucrado a todos los miembros del Instituto; de donde se sigue que las afirmaciones sobre la base del sondeo respecto a la voluntad de la mayoría de los hermanos nos resultan del todo carentes de fundamento) prefieren celebrar según el Novus Ordo (Santa Misa y Breviario), se podría perfectamente continuar haciéndolo como se ha hecho hasta ahora. A mayor abundancia, el mismo P. Manelli celebra sobre todo por el Novus Ordo (Santa Misa y Breviario).
Traducción al español realizada por dom. Pedro López Martínez




[2] LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS ES LA LEY SUPREMA!
[3] Tales declaraciones dicen así: “Sin perjuicio de nuestra obediencia a las disposiciones de la Santa Sede, sin embargo, sigue siendo nuestro deber aclarar para evitar: 1.º) Calumnias a nuestro Fundador; 2.º) Obstáculos a la buena gestión del presente Comisionado. Queremos aprovechar esta oportunidad para precisar también que el único portavoz oficial de nuestro Instituto, especialmente en este caso tan delicado, sigue siendo nuestro Procurador General, P. Alessandro Apollonio.