CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

miércoles, 9 de octubre de 2013

LA GUERRA GLOBAL CONTRA LOS CRISTIANOS

 Las numerosas noticias de ataques contra cristianos en diversas regiones del mundo aún no han sido percibidas por la opinión pública mundial en su verdadera dimensión. Esta es la tesis del periodista John Allen, analista especializado en la Santa Sede y quien publicó el pasado 01 de octubre un libro que pretende llamar la atención sobre "la historia más grande no contada en el S. XXI": La "Guerra Global contra los Cristianos".

17262363.jpg
Portada de "La Guerra Global contra los Cristianos. Despachos desde el frente de la persecución anticristiana". 
"No creo que se necesite tener ninguna convicción religiosa o interés confesional para que todos veamos que la defensa de los cristianos perseguidos merece ser la prioridad número uno de Derechos Humanos en el mundo", afirmó el autor, en una entrevista concedida a CNA. De la misma forma como la persecución a los judíos disidentes en la Unión Soviética suscitó la preocupación mundial, o muchas personas se expresaron en contra del "apartheid" sudafricano en los años 80, Allen propone que hoy se reconozca que "los cristianos son el cuerpo religioso más perseguido en el planeta".
Según explicó Allen en un artículo para el informativo británico The Spectator, muchas personas se preocupan por los hechos de violencia contra cristianos, pero estas noticias "no pueden ser entendidas verdaderamente sin que sean vistas como piezas pequeñas de una narrativa mucho más grande". Según informes de la Sociedad Internacional para los Derechos Humanos, el 80 por ciento de todos los actos discriminatorios a causa de la religión son dirigidos contra cristianos. El autor cita otros estudios que identifican actos de discriminación en 139 países desde 2006 a 2010.
La persecución no sólo es bastante extendida, sino que es marcadamente violenta. Según alertó Allen, unos 100 mil cristianos dieron su vida en "situación de testimonio" cada año durante la última década, de acuerdo con información de Centro de Estudio sobre la Cristiandad Global del Seminario Teológico Gordon-Conwell en Massachusetts. "De eso resulta que 11 cristianos son asesinados cada hora en algún lugar del mundo, siete días a la semana y 365 días al año, por razones relacionadas con su fe", denunció. "En efecto, el mundo está siendo testigo del surgimiento de una entera y nueva generación de cristianos mártires", agregó el autor.
Mártires, también hoy
JLAllenJr.jpg
John L. Allen.
El primer contacto de Allen con esta realidad ocurrió en 2001, cuando cubría el viaje a Ucrania del Beato Juan Pablo II. Allí conoció una pariente de un sacerdote católico de rito oriental que había sido asesinado en un gulag (campo de prisión) durante la era soviética. "Esa conversación me hizo dar cuenta de que el martirio es un aspecto muy propio del panorama cristiano contemporáneo", relató a CNA. Antes de eso, "como muchos católicos... cuando pensaba sobre el martirio, lo consideraba un artefacto de los primeros siglos de la Iglesia, los primeros mártires cristianos bajo Nerón o Diocleciano".
En otros viajes sucesivos, Allen pudo conocer historias de persecución anticristiana y tomó conciencia de la escala y la dirección del problema. Para corregir esta falta de conocimiento sobre la dura realidad de los cristianos, el periodista se dio a la tarea de publicar el libro. El objetivo es "poner fin al silencio sobre la persecución anticristiana... ponerla sobre el mapa".
Una de las denuncias de Allen es la variedad de orígenes de la persecución que incluyen los movimientos radicales islámicos, pero también hinduistas y de otras corrientes, y que no se limita a los hechos de violencia, sino que también encuentra expresiones de discriminación en movimientos secularistas que pretenden disminuir la expresión religiosa en Occidente.
Además de alertar e informar sobre esta realidad, John Allen pretende generar una respuesta en sus lectores. "No quiero simplemente que las personas se den cuenta, deseo que hagan algo al respecto", declaró. El autor propone una "política amplia" de los gobiernos sobre este tema, al igual que decisiones que tengan en cuenta el cuadro general del problema, como la de evitar apoyar actores que fomentan la persecución. Allen también sugirió acciones concretas, como las donaciones en favor de los refugiados cristianos y la ayuda material a quienes han tenido que huir de sus tierras a causa de la violencia anticristiana.
"No se sientan impotentes", aconsejó Allen al final de la entrevista. "No sientan que esta es una tragedia sobre la cual no podemos hacer nada, porque hay pasos que podemos tomar", concluyó.
Con información de CNA y The Spectator.



Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/51530#ixzz2hGJyk62d