CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

domingo, 17 de agosto de 2014



Al hilo de la noticia que a continuación insertamos y con el fin de unirnos de forma colectiva a esta jornada de oración, proponemos a todos nuestros lectores y a todos los integrantes de la Preceptoría de España de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi que promuevan iniciativas para que esta jornada de oración no sea sólo eso, una jornada, sino una cadena de oración continua en la que en todo momento y en cualquier parte del mundo haya cristianos elevando sus oraciones por nuestros hermanos de Irak. Cualquier iniciativa que en ese sentido se desarrolle rogamos nos la comuniquen para darle la publicidad que se merece en los medios de comunicación de que disponemos. Debemos crear conciencia tanto en  las personas  cristianas como no cristianas del drama que están sufriendo nuestros hermanos en la fe y por ello desde nuestra firme convicción en los valores que encarna Nuestra Regla y de nuestra promesa de servir la causa de Dios y de la Santa Iglesia Católica queremos ser parte activa en esta cadena de oraciones y en la difusión de cualquier propuesta que dentro del marco de la Iglesia se realice en favor de nuestros hermanos.


Los creyentes del mundo, unidos a los cristianos perseguidos en Irak


    El misterio del Cuerpo Místico de Cristo es una realidad que se manifiesta actualmente ante las graves dificultades que padecen los cristianos en Irak. El profundo dolor de una Iglesia local que podría desaparecer bajo la violencia ha repercutido en numerosos lugares y ha hallado expresiones diversas en las iniciativas de oración, las manifestaciones públicas y los símbolos como el de la letra árabe nun con la cual los extremistas marcaron las casas de los cristianos en la ciudad de Mosul para facilitar su persecución.

Una niña presente en una manifestación en favor de los cristianos perseguidos en Toronto, Canadá. Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press.
La preocupación se manifiesta desde el Papa Francisco, quien se refirió al drama de los fieles en Irak durante el más reciente Ángelus el pasado 10 de agosto. "Nos dejan consternados y con incredulidad las noticias procedentes de Irak: Miles de personas, entre ellos muchos cristianos, expulsados de sus hogares de una manera brutal; niños muertos de sed y de hambre durante la fuga; mujeres secuestradas; violencia de cualquier tipo; destrucción de los patrimonios religiosos, históricos y culturales", denunció el Pontífice.
"Todo esto ofende gravemente a Dios y la humanidad. ¡No se lleva el odio en nombre de Dios! ¡No se hace la guerra en nombre de Dios!", alertó el Papa. También agradeció los esfuerzos de quienes "con valentía, llevan alivio a estos hermanos y hermanas" y expresó su confianza en que la comunidad internacional encuentre una forma de detener los crímenes y la violencia. El Papa anunció en ese momento el nombramiento del Cardenal Fernando Filoni como su enviado personal a la región para apoyar a la comunidad cristiana (ver noticia anterior).
La letra nun y la cruz

El Papa Francisco hizo una enérgica denuncia de la situación de los cristianos en Irak y envió al Cardenal Fernando Filoni a apoyar la labor de la Iglesia en ese país. Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press.
Para Michael Swan, redactor del informativo canadiense The Catholic Register, la adopción del símbolo nun corresponde al "espíritu de la cruz" característico de la fe. "El sufrimiento, la violencia y la persecución siempre han sido centrales a la experiencia cristiana", afirmó Swan. "Esta es la religión que adoptó el instrumento último de tortura romano, no sólo empleado para matar sino para humillar a sus víctimas, como su imagen central".
El inicio del uso de la letra nun tiene su trágico inicio en el mediodía del 19 de junio de 2014, fecha límite que tenían los cristianos de Mosul, Irak, para renunciar a la fe cristiana o ser obligados a pagar un oneroso impuesto que sólo podía ser evadido dejando el territorio. Quienes se opusieran a estas condiciones estaban amenazados de muerte. Las casas de los creyentes fueron marcadas con esa letra, inicial de la palabra "nazareno", con la cual describían a los creyentes. El término es despectivo para los extremistas, pero es el mismo que portó Jesucristo. Honrados con esta identificación, los cristianos de Mosul tuvieron que dejar sus propiedades y huir para proteger sus vidas.
Si bien los grupos violentos en Irak probablemente no están atentos a las redes sociales ni contarán cuántas personas han cambiado su foto personal por la significativa letra, el símbolo puede tener un efecto en la comunidad de creyentes. "Incluso si mi foto de perfil no hace ninguna diferencia a ISIS (el principal grupo extremista en Irak) o a los medios o al gobierno o incluso mis amigos, ha hecho una diferencia para mí", comentó a The Catholic Register Sara Francis, escritora freelance de la ciudad de Calgary. "Es un recordatorio diario cada vez que entro a Facebook de que debo mantenerme orando por las personas en Irak".

La letra árabe nun, que se ha convertido en un símbolo de unidad y solidaridad con los cristianos perseguidos en Oreinte Medio. 
"Cuando uno se hace cristiano, nazareno, uno está marcado con el símbolo de la cruz", comentó a su vez Douglas Farrow, profesor de pensamiento cristiano de la Universidad de McGill. "La marca de los hogares cristianos con una nun amenazante es una forma de reconocer eso, y de preguntarle a los cristianos si realmente quieren ser seguidores de Jesús". El profesor agregó que este símbolo hay que acompañarlo con acciones directas como la oración, el ayuno y la solidaridad para que no se quede vacío ni en una forma de calmar la conciencia ante el sufrimiento de los creyentes.
Estas acciones han sido convocadas en numerosos países por parte de las Conferencias Episcopales, las Iglesias particulares y los líderes laicales, quienes espontáneamente se han ido sumando en oración por los cristianos perseguidos y el fin de la violencia. Desde la jornada liderada por el Patriarca Católico Caldeo Raphael I Sako (ver noticia anterior), hasta los recientes anuncios de Jornadas de Oración en la Basílica de Guadalupe en México o la Misa Votiva por la Paz y la Reconciliación en Irak que se celebrará el día 18 de agosto en todos los templos de Filipinas, la Iglesia ha expresado progresivamente el espíritu de comunión que la caracteriza.