CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

jueves, 8 de enero de 2015


LA VIEJA EUROPA

Hoy no es un día cualquiera, Europa, la vieja y Cristiana Europa, ha sufrido un ataque en uno de sus pilares fundamentales, aquel que hace que la democracia sea democracia, se ha atacado la libertad de expresión. Se ha atacado a unos trabajadores que se dedicaban a dibujar, a escribir, a ser libres en su expresión y comunicación. Se les ha atacado en nombre del Islam, en nombre de Ala, se creerán mártires, héroes de la yihad, no, son cobardes asesinos, nada más, asesinos que degradan el concepto de ser humano, asesinos que por hacerlo en nombre de quien lo hacen, deben ser condenados sin excusa por todos aquellos que se mantienen callados. Desconozco si Europa, la vieja Europa recibirá más zarpazos cobardes de este tipo, es probable, pero la fortaleza de la vieja Europa debe prevalecer, los valores de democracia, libertad de expresión, y tantos otros que en otros sitios son tabú, debemos defenderlos a toda costa, ha costado mucho ganarlos para que cuatro asesinos nos intimiden. Por esas personas vilmente asesinadas, y por la vieja Europa cristiana estamos todos hoy de luto, y esta noche nuestras oraciones estarán con ellos.