CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

lunes, 15 de junio de 2015

GENOCIDIO EN IRAK


Ayer, se pudo leer una noticia en un periódico de tirada nacional que no por conocida me sorprendió, y es que se hablaba de la persecuión de los cristianos en Irak, nada que reprochar al periódico que me refiero puesto que no es la primera noticia que insertan sobre el tema, pero si mucho que reprochar a tantos medios de comunicación que con una linea editorial católica, opino que se están haciendo poco eco de la dramática situación de nuestros hermanos. La noticia es muy simple, es referente a un monasterio con 1600 años de antiguedad y que tiene a las huestes genocidas del IS a menos de 20 kilómetros. Los monjes del mismo, cinco en total, ya han asumido que no se marcharán, que morirán en su monasterio. Me pregunto, si con los miles de cristianos y otras minorías a las que no debemos olvidar, que han muerto asesinados a manos del IS, los miles de desplazados, las mujeres y niños esclavizados que se cuentan por cientos, como decía, si con esto no se nos remueve la conciencia, ¿que es lo que tendrá que pasar?, posiblemente, estemos esperando sentados en nuestro sillón de cristiano acomodado a que los asesinen a todos. Si desaparecen los últimos cristianos de esa bendita tierra, no pasa nada, mientras no lleguen a nosotros; cuando se vayan acercando por el magreb, no pasa nada, todavía les queda por llegar; cuando estén aquí seguro que pensamos que alguien vendrá a ayudarnos. Posiblemente nos acordemos entonces de que nosotros los hemos dejado solos y que en ese momento, cuando los tengamos aquí ¿con que fuerza moral pediremos ayuda?.
Es curioso que los principales defensores de nuestros hermanos estén siendo fuerzas kurdas de signo totalmente comunista y digo que es curioso porque nosotros que nos decimos hermanos en la fe no estamos moviendo ni un solo dedo.
Ese Monasterio, el Monasterio de San Mateo quizás sea el último reducto cristiano de la zona, pues en Mosul ya no quedan cristianos, o los expulsaron o los asesinaron, ese Monasterio hay que salvarlo, con la oración por supuesto, pero sobre todo hay que movilizar a los gobernantes, hay que remover las conciencias de toda la masa de católicos de fin de semana, el católico que va a Misa y después a tomarse su vino con su tapa y hasta el domingo que viene. Hay que movilizar a todas esas hermandades y agrupaciones que salen en Semana Santa con sus pasos y que algunos de los que forman parte de ellas hasta la Semana Santa del siguiente año no vuelven a ejercer de católicos. Hay que movilizar a todo el mundo para que de una vez se proteja a nuestros hermano, pero antes que nada tenemos que movilizarnos nosotros. Desde esta Preceptoría rogamos a todos los que se dicen católicos que recen, pero también, que se movilicen que hagan oír su voz pidiendo ayuda a las autoridades para que se pare este genocidio. Que ha hecho la ONU y las organizaciones internacionales hasta ahora: NADA. Somos cristianos, no importa para ese tipo de organizaciones. Más claro que lo dijo el representante turco hace poco, al final se intenta que todo esto pase desapercibido. Rogamos a todos que se difunda este mensaje, que se difunda en las redes sociales nuestro apoyo a nuestros hermanos, que se pida a los medios de comunicación que se de el tratamiento adecuado a este genocidio y que se rece por nuestros gobernantes y a la vez se le pida que actúen, que se impliquen con iniciativas a nivel nacional e internacional.


NOTICIA DIARIO EL MUNDO

Dejamos el enlace de la noticia completa de referencia publicada en el Diario El Mundo.
http://www.elmundo.es/internacional/2015/06/14/557c631b22601dc4408b4589.html



Pocos lugares pueden jactarse de, como Mar Matta, haberse caído y levantado tantas veces. Su fundador esquivó la feroz persecución del emperador romano Juliano II, bautizado por los cristianos como 'el apóstata'. Y acabó contagiando su fe a Sinharib, el rey sirio de Nínive que había asesinado a sus hijos Behnam y Sarah por convertirse al cristianismo. Un siglo después de su muerte, sin embargo, el fuego arrasó el edificio que había horadado en la colina. Desde entonces, las calamidades han puesto a prueba su determinación: sufrió el pillaje de malhechores y el asalto de mongoles, persas, otomanos y kurdos. A todos los ataques les sucedieron años o décadas de abandono pero al final siempre hubo eremitas dispuestos a retornar.
"En sus mejores tiempos hasta 7.000 monjes vivieron aquí", refiere Yusef Ibrahim. Un bullicio que le acabó granjeando al macizo el nombre de 'Alfaf' (miles, en siríaco). Hoy, siglos después, hasta el número de fieles en Irak padece un dramático hundimiento. En 2003 un millón y medio de habitantes profesaba el credo cristiano y representaba el 5% de la población. El censo actual no supera las 400.000 almas. Tras la limpieza étnica perpetrada por el IS en la provincia de Nínive, la mayoría se concentra en el Kurdistán iraquí.
Por primera vez en más de 1.600 años no quedan creyentes en Mosul, la segunda ciudad de Irak bajo yugo yihadista desde junio. Para leer noticia completa seguir enlace insertado al comienzo.