CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

miércoles, 22 de julio de 2015

HOY ES DÍA DE REZAR POR NUESTRA HERMANA ASIA BIBI


Hoy, después de cinco años de desesperación, otro cristiano, en este caso una cristiana, ASIA BIBI, sabrá cual es su castigo por mantener su fe. En este caso la sinrazón se lleva a cabo en Pakistán, y el delito que se le ha venido imputando y por el que está sufriendo todo este calvario es el de blasfemia, es la hora de la verdad, sabrá si queda en libertad o por el contrario es ejecutada, la vía del recurso se ha agotado. Las esperanzas están puestas fundamentalmente en las voces que se han alzado en todo el orbe contra esa crueldad pero no hay que olvidar que esta mujer va a ser juzgada en Pakistán, país donde la persecución de los cristianos es patente, donde Asia Bibi, por decirlo de alguna forma correcta, va a ser juzgada por un tribunal, pero donde en no pocos casos, muchas venganzas, envidias etc, contra los cristianos se solucionan con una acusación pública de blasfemia lo que puede provocar un linchamiento o cualquier otro tipo de violencia. Hoy es día de rezar, y de pedir que esa parte del Islam que algunos señalan como moderada y tolerante, esté representada en los jueces que van a decidir, si no es así, si es ratificada la sentencia y es ejecutada, la barbarie habrá triunfado y va siendo hora de que occidente revise su política hacia esto países.

Recemos por nuestra hermana en Cristo.