CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

jueves, 23 de julio de 2015


VAN LLEGANDO BUENAS NOTICIAS


Estado chino ha reconocido validez de formación en seminarios católicos

              El Estado chino ha reconocido la validez en el plano civil del certificado de bachillerato emitido por seis seminarios mayores distribuidos en toda la geografía china. Son ellos el Seminario Nacional, el Seminario Bei, el Seminario del Centro y Sur de China, el Seminario de Shen Yang, el Seminario de Shaan Xi y el Seminario de Pekín.  

       El reconocimiento que ha realizado China, permitirá a los estudiantes de dichos centros católicos continuar con su itinerario de formación académica en otros centros universitarios donde dicho certificado se requiera. O simplemente contar con un título reconocido por el Estado, con las ventajas que ello comporta.

         De acuerdo a la agencia Fides, son 79 los seminaristas que han concluido su primer ciclo de estudios sacerdotales en el 2015. Después de la entrega de sus respectivos diplomas, los jóvenes han sido dirigidos a diversas parroquias y comunidades eclesiales con el fin de colaborar en diversas actividades pastorales.