CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

domingo, 30 de agosto de 2015


EL CRISTIANISMO EN CHINA RESISTE


La «revolución de las cruces» de China


     La llaman el "Jerusalén de China" por sus numerosas iglesias, la insignia principal de la ciudad oriental de Wenzhou, donde desde hace meses la comunidad cristiana, asesorada por algunos abogados, combate con inusual determinación la demolición de las cruces de los templos por parte del gobierno. Informa Paloma Almoguera/Efe.

     A medida que las autoridades las derriba, "reaparecen" en otros lugares. Pintadas en las camisetas blancas de los ciudadanos, colgadas de los coches, de las puertas de las casas. En las cimas de colinas.

     Siempre en rojo y en gran tamaño, reemplazando de forma simbólica a las más de 1.500 cruces que las autoridades chinas han retirado desde julio de las iglesias de Wenzhou y de otros puntos de la provincia de Zhejiang, centro del cristianismo en China desde la llegada de misioneros occidentales en el siglo XIX.

     "La resistencia está más extendida ahora que antes, y es mucho más difícil de suprimir", asegura un pastor de Wenzhou a la página web China Change.org, y explica que, aunque antes se hallaba sólo en las iglesias, ahora se puede ver en muchos otros estratos de la sociedad, desde intelectuales a funcionarios o ricos empresarios.

     Uno de los motivos de la escalada en la respuesta social es que, si bien en ocasiones anteriores, como el pasado año, el régimen comunista se centró en derribar algunas cruces tras echar abajo la imponente iglesia de Sanjiang, ahora la orden es demoler todas bajo el pretexto de una campaña de "embellecimiento" urbano.

     "Ya no consiste sólo en derribar cruces, no sólo es sobre símbolos. Quieren atacar nuestras creencias", añade el religioso bajo condición de anonimato.


     Artículo publicado en Diario La Razón, para leer más seguir enlace: Artículo completo