CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

domingo, 27 de diciembre de 2015

CUANDO EL ODIO ANULA LA ILUSIÓN


     Sale hoy en varios  medios de comunicación que en algunas poblaciones donde el laicismo es la ideología de los gobernantes, que están preparando cabalgatas de reyes laícas en las que se van a suprimir las referencias a los Reyes Magos y a Jesús, si como lo oyen, cabalgata de reyes pero sin reyes. 

     Si el verdadero sentido de la Navidad es celebrar la llegada de Jesús y la adoración por los Reyes Magos esto solo significa que hay personas que le estorban la Navidad. Posiblemente esas personas no recuerden en su niñez que tanto para ricos como para pobres, eran noches hermosas en las que se intentaba juntar toda la familia, que la celebración del nacimiento de Jesús era motivo de alegría, no de odio hacia nadie, que de esa alegría nacían, y gracias a Dios todavía nacen multitud de sentimientos hacia el prójimo, como estar más cerca del necesitado, del enfermo, la solidaridad, el deseo de paz, cierto que para muchos estos sentimientos duran lo que duran las fiestas, pero por lo menos algunos saben o sabían lo que significaba. Pues si, todo eso molesta, también molesta el nerviosismo y la ilusión que días antes de la cabalgata tienen los niños, posiblemente ellos, los que odian todo esto, tuviesen esa ilusión de pequeños, no hacía falta grandes juguetes, bastaba con poco pero la mayoría lo recordamos como algo tan especial, levantarnos por la mañana y encontrarnos con algún juguete era algo mágico para nosotros, y seguro que para ellos también lo fue.

Vamos a rezar porque Jesús recién nacido despliegue su amor sobre estas personas y que los Reyes Magos les traigan en sus alforjas un poquito de esa ilusión de niños que perdieron.