CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

sábado, 12 de diciembre de 2015


UNA DE VALIENTES




     Me levanto hoy leyendo que el otro día un valiente o grupo de valientes bajo la bandera de la tolerancia y el respeto a los demás y defendiendo con su acción los valores de la democracia asaltaron, arriesgando sus vidas un Sagrario de la Iglesia de Nuestra Señora en Nalda (la Rioja), tras una feroz resistencia consiguieron coger las formas del Sagrario y después de pisotearlas las tiraron al suelo formando una fila hasta la casa del párroco. 

     Pues sí, posiblemente esto es  lo que piensen estos personajes que han realizado tal acción, posiblemente estén orgullosos de la valentía demostrada y del riesgo asumido en un lugar sagrado donde no se encontraron ninguna oposición, posiblemente piensen que esta es la mejor forma de expresar su libertad de expresión  ofendiendo los sentimientos de millones de personas, posiblemente piensen que con esta acción están elevando la democracia a su máximo exponente, al contrario se está haciendo una representación exacta de lo que es la cobardía, la intolerancia y la falta de respeto a los demás, posiblemente crean que con esta acción, para ellos memorable, están atacando a los católicos y a Dios Nuestro Señor representado en esas Sagradas Formas, desconocen que la libertad de expresión y la democracia en que viven se la deben a ese Cristianismo que odian que a través de los siglos ha ido forjando una Europa con unos valores basados en el respeto a la persona y todo lo que significa, posiblemente a estos "valientes" esto les desborde, posiblemente si reflexionasen sobre la pobreza de la acción que han llevado a cabo no fuesen capaces de mirarse a un espejo en mucho tiempo.

     En los últimos tiempos, por desgracia estos hechos se vienen sucediendo cada vez con más asiduidad, he leído que habría que poner puertas a todo, cerrar los sagrarios con candado, cámaras en las Iglesias, pero no creo que sea la solución, si hacemos eso, estos elementos, por llamarlos de alguna forma, estarían venciendo. Creo que hay que abrir más puertas para orar ante el Santísimo, el mayor daño que se les puede hacer a su corto intelecto es que  en las ciudades y poblaciones donde se pueda, extender la adoración perpetúa al Santísimo, que siempre tengamos un lugar donde presentarnos ante Dios a cualquier  hora. Como católicos debemos armarnos de valor y defender nuestra fe, debemos rezar por estos pobres de espíritu para que Dios les infunda todos los valores y principios de los que carecen, que son muchos. Aunque como católicos debemos rezar por ellos, también debemos rezar porque la justicia actúe lo más rápidamente posible y comparezcan ante ella, con la Justicia Divina ya le han dado cita.