CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

viernes, 26 de febrero de 2016

EN DEFENSA DE NUESTRA FE

     Desde hace un tiempo en nuestro querido país se vienen produciendo una serie de hechos que reflejan la bajeza moral de personas que demuestran cual es su fin en política. El ser político, en cualquier país civilizado debería ser un honor, es una vocación que debería estar ocupada por personas honorables, por personas honradas, por personas que trabajen para el pueblo, para todo el pueblo, una vez que se llega a un cargo político la persona debe estar al servicio del pueblo no al servicio partidista y sectario. Dicho esto, es evidente que aquí no pasa esto, en un país en el que existe el paro, en el que existe la corrupción en todos los partidos políticos sin distinción alguna, eso si en algunos es justificable y en otros no, en un país que está saliendo poco a poco y con el sufrimiento de mucha gente de una recesión, el objetivo de una pequeña parte de este país es siempre el mismo, y no precisamente sacar del paro a la gente, o eliminar la corrupción, no, el objetivo es atacar la Iglesia, parece ser que eso da votos, pero no sólo atacar la Iglesia, sino que el objetivo va más allá pues si se ataca a la Iglesia y  a las tradiciones católicas se está atacando al mismo corazón de nuestra querida España, con eso se consigue borrar todo la memoria, ese es el objetivo principal.
     Por desgracia cada cierto tiempo vemos como hay tradiciones religiosas que ciertos políticos intentan borrar del mapa, primero desvirtuándolas de su propio significado, convirtiéndolas en algo obsceno y sin significado alguno para posteriormente cuando ya no representen nada negar su existencia, no vamos a hacer referencia a las pasadas cabalgatas de reyes magos, profanación de capillas etc, ahora parece ser que la han tomado con la Semana Santa en Sevilla, parece que eso hace mucho daño, parece que el simple hecho de respetar la tradición de un pueblo que se vuelca por completo con la Semana Santa y con las tradiciones religiosas en general es algo totalmente obsoleto y que ofende a unos pocos. Pues bien, también es hora de que todos los que sentimos que esas tradiciones forman parte de nuestra vida y de nuestra fe  las defendamos, es hora de que también se nos escuche y de que levantemos la voz en defensa de nuestra fe, también es hora de que vean que unos pocos no pueden intentar dejar en blanco nuestro pasado en aras de un nuevo orden en el que sólo exista una sola voz. Hagamos pública nuestra fe, que sepan que somos muchos y que estamos orgullosos de ser lo que somos.