CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

sábado, 23 de abril de 2016

ARTÍCULO DE LUIS FERNANDO PEREZ BUSTAMANTE PUBLICADO EN INFOCATÓLICA Y ESCRITO EN EL 2004

El porqué España ya no es católica

El porqué España ya no es católica
Creo que cada vez es más evidente que la raíz de los males que aquejan a nuestro país no es de orden político sino religioso y moral.
La Iglesia Católica (desde los cardenales hasta el último laico), y con ella la sociedad española, ha fracasado estrepitosamente en estas tres últimas décadas a la hora de mantener una serie de valores éticos y morales propios de una sociedad cristiana como elementos de referencia en el comportamiento de la clase política y como factores fundamentales en la creación de la opinión pública. Por supuesto hay mucha más responsabilidad en los pastores del rebaño que en las ovejas, pero los laicos no podemos hacernos los “suecos” como si lo ocurrido en todo este tiempo no fuera con nosotros. Un día nos hemos despertado todos y nos hemos dado cuenta que España ya no es católica, no es cristiana. Las cifras de bautizados, todavía muy grandes, sólo pueden engañar a quienes quieren seguir poniéndose una venda en los ojos.
La clase política de este país no es sino el reflejo de la sociedad. Ya está bien de quejarnos de que sufrimos una persecución, de que los socialistas son muy, pero que muy malos y que tal que cual. Persecución es la que tuvieron los cristianos que eran arrojados a los leones, la que tuvieron nuestros antepasados más cercanos hace algo menos de un siglo o la que sufren hoy en día nuestros hermanos en China y países musulmanes. No, lo que ahora vemos no es la persecución martirial que, según las Escrituras, sería el resultado de vivir piadosamente en Cristo Jesús (2ª Tim 3,12), sino más bien es el fruto de lo que hemos sembrado. No nos persiguen porque somos testigos de Cristo sino porque renunciamos a ser verdadera sal del mundo, echándonos en brazos de una espiritualidad tibia, comodona y casada con lo “políticamente correcto". Por eso tenemos los gobernantes que nos merecemos y si no se produce un cambio radical, que en estos momentos considero milagroso, todavía los tendremos peores en un futuro inmediato. Como dijo hace unos días Alfredo Montovano, subsecretario de Interior del Estado italiano, en una conferencia ante chavales de la Facultad de Humanidades del San Pablo CEU, España está siguiendo exactamente el mismo camino que Holanda, que se ha convertido en el país europeo con una sociedad más desestructurada, xenófoba y hedonista, donde el aborto, la prostitución, el consumo de drogas y la eutanasia incluso de niños está a la orden del día.
Artículo completo:http://infocatolica.com/blog/coradcor.php/el_porque_espana_ya_no_es_catolica#more206