CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

sábado, 9 de julio de 2016


    La Milicia del Temple con los Cristianos Perseguidos

 La Milicia del Temple, una realidad canónica reconocida por la Iglesia Católica llama a una campaña permanente de los católicos contra la erradicación del genocidio cristiano.

     La Milicia del Temple es una asociación Privada de Fieles reconocida y autorizada por la Santa Iglesia Católica de Roma para desempeñar una actividad Pastoral DENTRO de la Iglesia. Esto quiere decir muchas cosas:

    1- Somos plenamente parte de la Iglesia, no una asociación civil , sino ECLESIASTICA, y dentro de esta, laical.

     2.-No somos ninguna orden templaria, ni mucho menos una revalorización  de la orden suspendida por La iglesia en el Medievo, somos una asociación de Fieles Laicos INSPIRADA en los principios y valores del temple HASTA su suspensión por Roma.

   3.- No aceptamos como válidas ninguna de las órdenes templarias o asociaciones civiles que se declaran herederas del Temple Medieval, ni compartimos sus valores y actos, somos fieles católicos que dentro de la Milicia del temple se forman como laicos católicos dentro de lo expuesto en el importante documento "Chritifideles laici"  y otros del Magisterio Pontificio.

     Por tanto, desde nuestro pleno reconocimiento canónico, cualquier persona católica puede si lo desea desempeñar su tarea como laico católico en nuestra organización con la plena seguridad de ESTAR HACIENDO IGLESIA y de SER IGLESIA, no estamos esperando reconocimiento ni validación, SOMOS UNA REALIDAD VIGENTE Y PLENAMENTE RECONOCIDA EN LA IGLESIA.

    
      Creemos que debemos estar preparados para afrontar una nueva cruzada en el sentido más espiritual del término, nuestra Religión está siendo atacada en las personas de nuestros hermanos en Oriente Medio, que son masacrados por una opción de Fe, y contemplamos realmente pasmados como el hecho de que todo un genocidio se produzca por cuestiones de Fe no genera en absoluto en nuestras instituciones la atención y alarma social que debería, como pueden ver aquí: 

    Nos encontramos con un genocidio de la misma gravedad moral y humanitaria que el que se produjo en la Segunda Guerra Mundial y tenemos todos el deber moral de concienciar a la sociedad de lo URGENTE de que sea erradicado. 

     La Milicia del Temple, como antaño, llama a todos los católicos a dedicar de forma permanente en sus tareas pastorales parroquiales una atención mínima pero constante a esta realidad, hasta que generemos la presión moral liberadora necesaria para que la Comunidad Internacional preste su ayuda y empezamos una campaña con la esperanza de que esta causa se acogida.

     Para colaborar en la campaña por la erradicación del genocidio en oriente Medio escribir a infomilitiatempli@gmail.com solamente queremos las opiniones de los cristianos comprometidos, que cada uno aporte una idea, nosotros apoyaremos esas ideas, estaremos al lado de todo aquel que de verdad quiera comprometerse en apoyar a nuestros hermanos, no podemos dejarlos solos.