CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Dejamos a continuación este artículo de Vicente Langreo en el que se afirma una verdad incuestionable pero negada por muchos. El artículo completo pueden leerlo en:   El día digital

LO QUE EUROPA DEBE AL CRISTIANISMO.

     Es difícil resumir la cristianización de Europa al inicio  de nuestra Era, hasta  ser  la Cristiandad en el contexto mundial. Siglos antes había sido preparada integral, cultural y políticamente, gracias a  la grandeza  de Grecia y Roma, con el pensamiento, las leyes, la política y el poderío militar y expansivo por el Mediterráneo.  Hispania, las Galias, anglosajones y norteafricanos, fueron romanizados y luego cristianizados. Pedro y Pablo predicaron en Roma y fueron mártires. La Biblia fue traducida al latín. Y por las estructuras  del Imperio  llegaron la fe, esperanza y caridad, con  los Mandamientos, los Sacramentos y los Artículos del cristianismo y superando a la Ley mosaica. La Hispania romanizada fue la joya del Imperio Romano. Después en Toledo los visigodos con el rey Recaredo aceptaron  el catolicismo romano el a.589, dando lugar la primera unión de Iglesia- Estado, en colaboración y sin confusión. A los Santos Padres de la Iglesia con como San Agustín y otros siguió San Isidoro de Sevilla  en la iglesia visigótica. Pero aquella  realidad  sagrada  perdida el a.711, ante la fuerza del Islam,  emprendió pronto su reconquista desde tres referencias: la cultural Romana centro del cristianismo; la de Santiago y la gran “perdonanza que atraía a peregrinos “europenses” que acudían a la tumba del Apóstol; y aquel afán de la reconquista bajo su protección, unió a los diversos reinos empeñados la empresa. Los monasterios mantuvieron la fe y la cultura, se relacionaron con los árabes y por ellos, y por de los Traductores de Toledo, que alentados por la Iglesia, llegaron a Europa las obras científicas de los árabes y de Aristóteles y también los  guarismos  y el  cero.

     El genio de Roma fue el formar un imperio en torno al Mediterráneo, Hispania,  las Galias, Inglaterra, Germania, Grecia, Asia Menor y el norte de Africa, gracias a la cultura griega, con  su lengua y sus leyes. A Cristo nacido lejos dentro del imperio, sus leyes le llevaron a  la Cruz. La genialidad de Roma fue romanizar e intercomunicarlo todo con el poderío de  sus legiones, y con sus leyes, costumbres y formas de vida. Pero a todo el Imperio desde Roma llegó la evangelización, portando en su entraña: la novedad de la salvación y de la universalidad  de la Iglesia. Y con la decadencia y las invasiones, los SS. Padres, asumida la nueva religión, fortalecidos  y en dialogo con la cultura grecolatina, fueron capaces de convertir a los invasores y  regenerar el Imperio, dividido en dos, Roma y Constantinopla. San Benito y sus monjes acometieron la conversión  de parte de Europa, con la belleza de  su Liturgia y  el “ora et labora” y  acudiendo a Dios y al trabajo, así purificar y salvar la Cultura. Carlomagno fue coronado emperador en Aquisgrán el a, 800, los Santos.Cirilo y Metodio misionaron a los eslavos, surgen los mendicantes, y S. Tomás de Aquino y S. Francisco de Asís. Y dos santas  medievales, laicas: Brígida de Suecia y Catalina de  Siena, llamadas madres espirituales de Europa. El Concilio de Trento que afirmó la verdadera doctrina de  la Iglesia, con Sta. Teresa, San Juan de la Cruz y San Ignacio, para  gran  reforma eclesial.