CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

sábado, 29 de octubre de 2016

Arqueólogos podrían haber encontrado el lugar donde fue juzgado Jesús

Según los trabajos de investigación estaría situado bajo el suelo de la Kishle, un edificio cerca del Museo Torre de David, en la Ciudad Vieja de Jerusalén

Fuente. Para leer articulo completo seguir enlace: www.primeroscristianos
En el marco de la ampliación del Museo Torre de David, que comenzó hace unos 15 años, los arqueólogos fueron eliminando las capas bajo el suelo de la Kishle, un edificio situado al lado del museo, cuando finalmente hicieron un hallazgo inesperado.
El Kishle solía ser una prisión cuando los turcos otomanos y luego los británicos gobernaban Jerusalén. Es «una gran parte del antiguo enigma de Jerusalén y muestra la historia de esta ciudad de una manera única y clara», explica Amit Re'em, un arqueólogo de Jerusalén. En la cárcel, los arqueólogos encontraron los muros de cimentación y un sistema de alcantarillado subterráneo, que podría pertenecer a un palacio construido por el rey de Judea Herodes el Grande.
Líderes del cristianismo, historiadores y arqueólogos han formado parte de un debate sobre el lugar del juicio de Jesús según diversas interpretaciones de los evangelios que han promovido versiones contradictorias de su ubicación.
Según las escrituras cristianas, Jesús de Nazaret fue llevado ante Pilato en el «pretorio», que es la tienda de un general dentro de un campamento romano en latín. Por tanto, algunas personas se refieren a un cuartel militar, mientras que otros sostienen que probablemente podría ser el palacio construido por Herodes, como Pilatos habría sido su invitado.
Shimon Gibson, un profesor de arqueología en la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte, apoya la idea de que el juicio se celebró en el palacio de Herodes. «No hay, por supuesto, ninguna inscripción indicando que ha pasado aquí, pero todo -según los cálculos arqueológico, histórico y del Evangelio- todo concuerda y tiene sentido», dijo Gibson.
La mayoría de los científicos están de acuerdo en que el Palacio de Herodes estaba situado en el lado occidental de la ciudad -donde, de hecho, el Museo de la Torre de David se puede encontrar ahora-.