CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

lunes, 31 de octubre de 2016

CON ALEGRÍA POR LA NOTICIA PERO NO HAY QUE BAJAR LA VOZ DE MOMENTO.

Vemos hoy con gran alegría algunos artículos en los que insertan las fotografías que dejamos a continuación, son referentes a la Primera Misa llevada a cabo en la ciudad iraquí de Qaraqosh, de mayoría cristiana. Efectivamente este Domingo se celebró la primera Misa tras dos años de ocupación de la ciudad por las huestes asesinas del Estado Islámico.

En la coalición que se ha organizado para encauzar esta guerra que por si sólos los iraquíes estaban perdiendo, participan las potencias occidentales con Estados Unidos a la cabeza en el territorio iraquí y Rusia en el Sirio, son los que practicamente están dirigiendo los movimientos de las tropas sobre el terreno para que la ofensiva sea efectiva y gracias a esta dirección y a las tropas existentes se están liberando multitud de ciudades como la de Qaraqosh cuya población cristiana en su mayoría ha sufrido el genocidio de estos asesinos.
Pero lo cuestión es que pasará tras la liberación, que apoyo tendrán los desplazados por esta guerra para volver a sus hogares, y lo que es más importante, que seguridad tendrán de poder vivir en paz. Es fundamental que si todos los católicos del mundo hemos levantado la voz ante el genocidio de que estaban siendo objeto nuestros hermanos, sigamos con esa voz levantada para que puedan tener toda la seguridad y apoyo en la vuelta a sus hogares, debemos de las mil formas distintas que se nos ocurran enviar todo el apoyo que podamos para que esas comunidades cristianas que han sido el ejemplo viviente para el resto de la cristiandad, se mantengan en esa tierra. Desde aquí animamos a todos nuestros hermanos en la fe a que sigan siendo la voz de nuestros hermanos iraquíes y sirios.



Fotografías: AFP