CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

lunes, 10 de octubre de 2016


LLEGA A SU TRAMO FINAL EL JUICIO CONTRA ASIA BIBI



     Este próximo jueves día 13 de octubre puede llegar a su final el calvario que esta cristiana está sufriendo injustamente en un país donde por el hecho de profesar la fe de Jesús se puede ser blanco de la persecución, la difamación, la mentira y como no, la muerte por parte del propio Estado. De la resolución que se dicte en el mismo dependerá la puesta en libertad o la ratificación de la condena a la horca.

     Recemos por esta hermana que representa la persecución oficial que se tiene contra el cristianismo en países que paradójicamente pertenecen a foros internacionales dígase la ONU, donde se habla de libertad, de respeto de los derechos humanos y de tantas frases y slongans vacios de contenido que para nada representan el tipo de justicia sectaria e hipócrita que se imparte en los mismos.