CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

martes, 15 de mayo de 2018


Sacerdote denuncia que presencia cristiana ha sido “borrada” en partes de Siria

El encargado de proyectos en Medio Oriente de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), P. Andrzej Halemba, denunció que la presencia cristiana ha sido borrada en algunos lugares de Siria y que los grupos extremistas musulmanes atacan los barrios cristianos para “llamar la atención internacional” y porque es “fácil eliminarlos”.
En una entrevista concedida a ACI Prensa, el P. Halemba expresó su preocupación porque “la presencia cristiana ha sido borrada de algunos lugares”, ya sea por los continuos enfrentamientos como por la lucha entre “clanes”.
Por ejemplo en el este de Ghouta “ya no hay cristianos” y “ahora es predominantemente musulmán”.
“El conflicto ha estado en la zona desde hace un par de años y ha afectado gravemente a los cristianos porque el este de Ghouta está en la base de las montañas y desde allí los extremistas suelen atacar el centro de Damasco, bombardeando los barrios cristianos como Bab Touma y otros lugares dejando muchas víctimas”, indicó.
El sacerdote relató que los fieles “fueron usados por los grupos rebeldes al régimen de Bashar Al Assad como escudos humanos en Ghouta y los forzaban a quedarse. Hay mucho sufrimiento de los cristianos y las minorías religiosas”.
Recordó que a inicios de año los terroristas atacaron iglesias y “uno de los Arzobispos casi es asesinado, al no estar en su dormitorio cuando cayó un proyectil”.
El P. Halemba aseguró que los yihadistas bombardean los barrios cristianos “para llamar la atención a internacional porque quieren salir en las noticias sino nadie hablaría sobre ellos. Matan a los cristianos porque es fácil eliminarlos a ellos que a los musulmanes”.
El sacerdote dijo que en ciudades como Alepo, Homs y el este de Ghouta, la fundación pontificia y Cáritas ayudan a la población, sin importar su religión o etnia.
Sin embargo, “muchas organizaciones están ayudando a los musulmanes, pero pocas le dan alguna asistencia a los cristianos. Este es el problema que estamos afrontando: están ayudando a los otros grupos, pero no a los cristianos. Tenemos esa dificultad en Irak y en Siria”.
“Por qué no ayudan a los cristianos es algo que habría que preguntarles. Hay una terrible corrección política por la que todo el mundo tiene miedo de ayudar a los cristianos y no a los otros. Es una tendencia que aún es muy fuerte en Europa”, denunció.
Por otro lado, comentó que en otras ciudades sirias como Idlib hay “una guerra sectaria” y una “polarización en la sociedad”.
“Los kurdos están tratando de expulsar a los cristianos de los lugares donde han estado por más de dos mil años. Por ejemplo en Hassake, antiguamente los kurdos y cristianos vivieron en paz durante siglos. Ahora las familias cristianas no son bienvenidas y se están yendo”, subrayó el P. Halemba.
El sacerdote expresó su tristeza porque hay iglesias a los que los “cristianos tienen miedo de volver porque, aunque el ISIS ya no está allí, la mentalidad aún permanece, la desconfianza, inferioridad, la creencia de que ellos no deben ser respetados”.
Por ello, para mantener la presencia cristiana, ACN desarrolla proyectos en varias ciudades como Homs y Alepo. Uno de estos es la reconstrucción de las casas destruidas en los enfrentamientos.
Además, “ayudamos con becas a los estudiantes, con libros, con canastas de comida y en invierno les compramos combustible, hornos y a que paguen electricidad, porque esta es muy errática y tienen que comprarla a compañías privadas, especialmente si tienen niños porque tienen que comer y hacer tareas”.
También se han reconstruido iglesias como la Catedral de Nuestra Señora de la Paz en Homs que fue destruida durante los bombardeos. “Nosotros ayudamos al Obispo a renovarla y en unos cuantos meses estará lista para recibir a la gente y que puedan orar en ella. Ese es un signo de esperanza para ellos”.
“Si los cristianos ven que la iglesia está renovada, tendrán valor de renovar sus propias casas. Se puede ver que hay un potencial, una necesidad y un futuro. La falta de trabajo hace que ellos no puedan renovar las cosas más básicas de sus casas. Cada dólar es importante para ellos”, manifestó el P. Halemba.