CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

domingo, 29 de julio de 2018

iii congreso internacional todos


 somos nazarenos



   Del 19 al 21 de octubre de 2018 se celebra por tercera vez el Congreso Internacional WeAreN Todos somos nazarenos, un encuentro sobre la libertad religiosa.
   El primer congreso WeAreN Todos somos nazarenos tuvo lugar en Madrid, en enero de 2015. Durante tres días, cientos de personas pudieron escuchar el testimonio de 28 testigos directos y sus experiencias bajo la persecución religiosa.
   La segunda edición se celebró en abril de 2016, en la sede principal de las Naciones Unidas, en Nueva York, alcanzando un fuerte impacto en el seno de la ONU y una gran repercusión mediática internacional.
   En esta tercera edición participarán testigos directos de la persecución religiosa en Asia, Oriente Próximo y África.
    La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi enviará una representación al mismo, no podemos quedar al margen del sufrimiento de nuestros hermanos.

Vídeo promocional


domingo, 22 de julio de 2018

Fallecimiento de Monseñor Camille Perl.
     El pasado día 21 de julio falleció en la Ciudad del Vaticano Monseñor Camille Perl. Monseñor Camille era canónico y censor del Capítulo de la Basílica de San Pedro del Vaticano. 
   Estaba muy unido a la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi de la cual era capellán honorario, habiendo celebrado la Santa Misa en innumerables ocasiones en la Iglesia de San Juan de Jerusalen del Castillo de la Maggione, sede de la Militia Templi.

     

     Las exequias de monseñor Perl tendrán lugar el próximo lunes 23 de julio a las 11.00 horas en la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

martes, 17 de julio de 2018



EL SIGNIFICADO DE LAUDE NOVAE MILITIAE PARA LA ESPIRITUALIDAD CRISTIANA

Por considerar un preciado bien para su lectura por todos los católicos y especialmente  como alimento espiritual para todos  aquellos que integramos la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi dejamos a continuación el prólogo de la obra del escrito italiano NAZZARENO BRANDINI “Comentarios al libro para los Caballeros del Templo”, obra cuya lectura recomendamos.
El prólogo está escrito por el Rvdo. P. Michael John Zielinski, O.S.B., abad mitrado y miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, es protector de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo -  Militia Templi y ha oficiado la Santa Misa en la Sede de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo en el Castillo de la Maggione.



Por una hermenéutica espiritual.
El significado de “DE LAUDE NOVAE MILITIAE PER LA SPRITUALITÀ CRISTIANA" 
     La concepción de la Caballería cristiana, tal como surge en “De Laude Novae Militiae”, es una dimensión espiritual, que pertenece al aspecto subyacente del contexto histórico y cultural de una época lejana, que sin embargo revela una cierta relevancia sorprendente incluso para la nuestra, considerando que el propósito de su misión era la protección y defensa de los bienes materiales y espirituales que pertenecen a la Fe del pueblo cristiano.
     De hecho, la misión espiritual de la Orden monástica militar de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón fue concebida para la protección de estos lugares en Jerusalén, y que debido a las particulares circunstancias históricas, socioculturales y religiosas de la época esta defensa se llevó a cabo recurriendo también a la última justificación del uso de armas.
     Con el tiempo estas acciones llevadas a cabo, que generan una cierta comprensión, cambian,  con la maduración de la conciencia humana y civil, se han asumido otras herramientas de defensa no solo para los bienes materiales y espirituales, sino también para los de los demás. Hoy, el diálogo, como expresión del derecho a existir con sus propias modalidades culturales y religiosas, es el instrumento maduro de la conciencia religiosa y civil evolucionada del hombre moderno, con el cual se libra una batalla por la defensa también de bienes materiales y espirituales que pertenecen no solo a su identidad cultural y religiosa, sino también a la de los demás.
     Sin embargo, siempre se  necesitan presupuestos, reconocibles en una configuración particular de la conciencia individual y colectiva, que son los sentimientos de responsabilidad hacia los valores humanos y religiosos. En el hombre de fe, la conciencia de estos se nutre indudablemente de la participación en la vida sacramental de la Iglesia. Solo de esta manera, con el fuerte sentimiento que surge de una identidad religiosa y cultural enraizada en una memoria histórica vivida significativamente en su vida, es posible que el cristiano enfrente un diálogo constructivo y que implemente una defensa fuerte de lo que le pertenece, con el pleno reconocimiento y respeto de lo que le pertenece al otro.
     La defensa y protección de toda  usurpación de lo que espiritualmente pertenece a la Fe de los cristianos es la misión principal de la Orden de la Milicia del Templo en Jerusalén. San Bernardo en este sentido enumerará los principales lugares sagrados, confiados a la custodia de los monjes caballeros, donde se consumó la vida terrenal y la misión de nuestro Salvador Jesucristo. Lugares en los que, ayer y hoy, los peregrinos pueden revivir espiritualmente, a través de la oración y la devoción, los momentos más destacados de la vida de Jesucristo.
     La sorprendente actualidad  del pensamiento de San Bernardo nos lleva a considerar cómo necesaria la defensa de la identidad cristina y la protección y conservación de todo aquel  patrimonio histórico y cultural,  al cual se le reconoce un intrínseco valor evangelizdor, que siempre ha sido objeto de máxima atención por la Iglesia. En este sentido, mutatis mutandis, existe  un hilo aparente de continuidad entre la misión de los Pobres Caballeros de Cristo, misión ésta  delineada por San Bernardo en De Laude novae Militiae, y las recientes disposiciones del Motu Proprio “INDE A PONTIFICATUS” del Santo Padre Juan Pablo III, que estableció la Comisión Pontificia para el Patrimonio Cultural de la Iglesia.
     Ahora más que nunca parece necesario custodiar y proteger la identidad cristiana  manteniendo todo lo que significa, siendo conscientes  que esa identidad puede ser un vehículo de promoción humana y espiritual, que promueve la recuperación de la dimensión espiritual de la cual se origina el valor del hombre. Y es por esto por lo que hoy se impone, como también lo predicaba en los templos San Bernardo: la defensa del valor de la dignidad hombre, creados a imagen y semejanza de Dios, que te deja con el pecado, pero que es redimido por la pasión de Cristo regresando a su intimidad con él.
     La lección espiritual de San Bernardo de Claraval en el Libro de los Caballeros del Temple, Elogio de la Nueva Caballería, es la introducción a un viaje de descubrimiento y autotransformación, siguiendo el modelo de esa perfección espiritual humana que ofrece el modelo de vida terrenal de Jesucristo, comprendiendo así las condiciones internas para la afirmación de un fuerte sentido de identidad personal como cristiano.
     Si la intención de San Bernardo era ofrecer el nuevo modelo de dignidad humana a la Nueva Caballería Cristiana cuya naturaleza es la Sequela Christi, (caminar tras Cristo) experimentada en la unificación del espíritu monástico y caballeresco en la interioridad Propia, hay que reconocer que esta forma de vida y de realización humana y espiritual pertenece a los activos más nobles y preciosos de la Iglesia.
     A todos aquellos que viven el espíritu de la verdadera Caballería Cristiana se les ha confiado, ayer como hoy, la defensa y protección de las inestimables riquezas espirituales y culturales del pueblo cristiano. Como Bernardo de Claraval tuvo cuidado de señalar en el tercer capítulo del Libro caballeros Templo: De modo que los bienes celestiales no están en absoluto comprometidos, sino garantizados por la gloria temporal que rodea a la ciudad terrenal, con la condición de que en ella seamos capaces de reconocer la imagen de la que es nuestra Madre en el cielo.

Abad Michael Jhon Ziellinski O.S.B

miércoles, 11 de julio de 2018


Aldeas cristianas renacen lentamente a más de año y medio de liberación del ISIS

A más de un año y medio de ser liberadas del control de los terroristas del Estado Islámico (ISIS), las aldeas cristianas de la Llanura de Nínive (Irak) están “renaciendo lentamente” gracias al regreso de los fieles y la reconstrucción, afirmó el Obispo Auxiliar de Bagdad, Mons. Mons. Basilio Yaldo.
En una reciente entrevista concedida a Vatican News, el prelado caldeo indicó que hasta la fecha “han regresado unas seis mil familias a las aldeas en la Llanura de Nínive, pero aún hay muchas personas que tienen miedo de volver a sus casas”.
Afirmó que las localidades de la zona “están renaciendo lentamente. Aún hay mucho que hacer”.
“Aún hay un clima de incertidumbre, no hay seguridad y sobre todo faltan escuelas, hospitales, agua y electricidad.
En otros casos también se necesita reconstruir el tejido social y económico. Necesitamos una intervención urbanística y de reestructuración. El acceso a muchos pueblos está bloqueado por la falta de carreteras”, explicó.
También señaló que el mayor deseo de las familias cristianas “es trabajar” para recuperar “su vida como era antes” de la invasión del ISIS a mediados del 2014.
Mons. Yaldo dijo que la falta de empleo “genera una sombra sobre el futuro del renacimiento de toda la zona. La reconstrucción y la reanudación de las actividades son los factores clave para el regreso de cientos de miles de exiliados”.
“No hay un futuro claro para las personas en estas aldeas. Cada día suceden cosas que no permiten entender cuál será el destino de estos pueblos. A cuatro años del surgimiento del ISIS y a un año de su derrota militar, el futuro continúa siendo incierto para nosotros. Necesitamos que el Gobierno intervenga”, manifestó el Obispo Auxiliar de Bagdad.
El Estado Islámico fue expulsado de Mosul -la segunda ciudad más importante de Irak- en junio de 2017 y esto llevó a la caída del grupo terrorista en la región.
Mons. Yaldo señaló que “la presencia de los cristianos en Medio Oriente es fundamental porque ellos han construido la cultura de estas tierras. También porque se volvieron importantes en las últimas elecciones políticas en el pasado mes de mayo”.
“Todos los partidos querían tener al menos un miembro cristiano. Esto se debía a que las personas son conscientes de que los cristianos son gente buena y pacífica”, dijo a Vatican News.
En mayo de 2017 se inició la aplicación de un “Plan Marshall” de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) para rescatar la zona. Los trabajos son dirigidos por el Comité de Reconstrucción de Nínive, integrado por la Iglesia Católica-Caldea, la Iglesia Siro-Católica y la Iglesia Sirio-Ortodoxa junto con ACN.
Hasta la fecha se han reconstruido más de tres mil casas de las 13 mil que resultaron afectadas y las aldeas más beneficiadas han sido Bartella, Karamlesh y Qaraqosh.

Si quieres ayudar a las familias cristianas que regresan a  Karamlesh haz tu aportación:
Como donar: 


Hay dos formas:  

1ª.- Donación a la cuenta que a continuación se consigna. En la misma se pondrá en concepto“Colaboración Militia Templi”. 

Una vez realizada la transferencia bancaria se ruega enviar el comprobante de la misma a la dirección luismontesve.org 

Associazione “Ufficio delle Missioni ONLUS” 
Bank: Bcc – Banca Di Credito Cooperativo Di Roma 
Bank account number: 006/030275 
Iban: IT07 f083 2703 2060 0000 0030 275 
Bic: ROMA I TRRXXX 
Fil.: Ag. 6 
Dirección de Ufficio Dell Missio Onlus: Via Arnaldo Di Colnia, 9 
Ciudad: 00126 Acilia (RM). 
Nombre del banco beneficiario: Banca Di Credito Cooperativo Di Roma 
Dirección: Via Di Saponara, 38- 00125 Roma 
Agencia/sucursal: n 6 
Ciudad: Roma (Italia) 

2º.- Donación a la cuenta de la Militia Templi en España. Con el fin de facilitar la donación, desde esta cuenta se remitirán las donaciones recibidas. Toda persona que desee el justificante del envío a la cuenta anterior nos deberá remitir un correo electrónico con el fin de remitírselo, indicándonos la cantidad donada y la fecha. La Militia Templi lo remitirá directamente facilitando de esta forma la donación. 
Nº de Cuenta de La Caixa: 

ES24 2100 1546 2702 0026 5322


jueves, 5 de julio de 2018


EL PAPA ADVIERTE DEL PELIGRO DE DESAPARICIÓN DEL CRISTIANISMO EN MEDIO ORIENTE.

El Papa Francisco advirtió que el número de cristianos está disminuyendo en Oriente Medio y que la presencia cristiana en esa región está en peligro.
“Oriente Medio es hoy una encrucijada de situaciones difíciles y dolorosas. También existe en Oriente Medio el riesgo –no quiero decir la voluntad de alguien– de eliminar a los cristianos. Un Oriente Medio sin cristianos no sería Oriente Medio”, señaló.
En unas palabras que pronunció de forma espontánea en la audiencia que concedió el viernes 22 de junio a los participantes de la Reunión de las Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales (ROACO), que celebran estos días su Asamblea Plenaria que, este año, coincide con el 50 aniversario de su fundación, denunció la actitud de las grandes potencias hacia Medio Oriente.
“Hoy Oriente Medio sufre, llora, y algunas potencias mundiales miran a esta región quizás no tanto con la preocupación por la cultura, la fe, la vida de sus pueblos, sino con la intención de llevarse algún trozo y tener un mayor dominio”.
El Pontífice lamentó que muchos gobernantes afirman su voluntad de respetar a los cristianos, pero luego actúan con indiferencia. “Todos dicen: ‘los cristianos son los primeros de Oriente Medio y debemos respetarlos’. Pero, en realidad, no actúan así. El número de cristianos disminuye y muchos no quieren regresar porque el sufrimiento es fuerte. Aman la tierra, aman la fe, pero el sufrimiento es fuerte, muy fuerte”.
“Oriente Medio es la cuna del cristianismo –subrayó Francisco–, es la tierra de Jesús. Vuestro trabajo de ayuda a Oriente Medio, de preocupación por Oriente Medio, es muy grande, muy importante. En Oriente Medio están las grandes Iglesias, las Iglesias antiguas, con su teología, con su liturgia. Y esa belleza…; con sus Santos Padres, sus maestros espirituales…. Las grandes tradiciones de Oriente Medio. Debemos custodiar todo eso. Debemos luchar por ello”.
Francisco insistió en que “en este momento, Oriente Medio, en el dolor, es tierra de migraciones. Este es uno de los problemas más graves. Pensemos que en Líbano un tercio de la población son refugiados, la mayor parte sirios. Pensemos en Jordania, que también tiene un número grande de sirios que sufren. Y también Turquía. Luego, Europa”.
Además, aseguró que existe “un gran pecado en Oriente Medio, un pecado que sufre la gente más pobre. El pecado del ansia de poder, el pecado de la guerra, cada vez más fuerte y con armamentos más sofisticados. Y sufre la gente, los niños. Oriente Medio, no digamos que no tenga escuelas, pero cuenta con pocas escuelas porque los bombardeos las han destruido. Cuenta con pocos hospitales. Ese es el dolor de Oriente Medio. Es el gran pecado de la guerra”.
“Pero está también nuestro pecado en Oriente Medio. El pecado de la incoherencia entre vida y fe. Hay sacerdotes, algún Obispo, alguna congregación religiosa, que profesan la pobreza pero que viven como ricos. No digo que haya muchos, pero sí alguno”.
En este sentido, señaló que “querría que estos religiosos, cristianos, algún Obispo o alguna congregación religiosa se desprendieran más en favor de sus hermanos, de sus hermanas”.
A pesar de ello, el Papa alabó la esperanza de los habitantes de Oriente Medio y recordó que “Oriente Medio es una esperanza, una esperanza que debemos cultivar”.

miércoles, 4 de julio de 2018


Testimonios no cristianos de la existencia de Jesús de Nazareth

No fue considerado significativo para los historiadores de su tiempo aunque Flavio Josefo y Tácito se refieren a Cristo en sus escritos
¿Padeció bajo el poder de Poncio Pilato? De la existencia de Jesús de Nazareth no duda ningún historiador serio. Para el historiador especializado en culturas antiguas Michael Grant, ya fallecido, hay más evidencia de que existió Jesús que la que tenemos de famosos personajes históricos paganos. También James H. Charlesworth escribió: «Jesús sí existió y sabemos más de él que de cualquier palestino judío antes del 70 d.C.». E. P. Sanders en «Lafigura histórica de Jesús» afirma: «Sabemos mucho sobre Jesús, bastante más que sobre Juan el Bautista, Teudas, Judas el Galileo y otra de las figuras cuyos nombre tenemos de aproximadamente la misma fecha y el mismo lugar». y F.F. Bruce, autor de «¿Son fidedignos los documentos del Nuevo Testamento?», sostiene que «para un historiador imparcial, la historicidad de Cristo es tan axiomática como la historicidad de Julio César».
«La muerte en cruz es el hecho histórico mejor atestiguado de la biografía de Jesús», señala a ABC Santiago Guijarro, catedrático de Nuevo Testamento de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.
Jesús no fue considerado como significativo por los historiadores de su tiempo. Si aparece en la literatura pagana y judía de la época fue por el empuje de los cristianos que le siguieron. «Ninguno de los historiadores no cristianos se propuso escribir una historia de los comienzos del cristianismo, y por esta razón sólo mencionan los acontecimientos que tenían alguna relevancia para la historia que estaban contando. Sin embargo, el valor de estos datos puntuales es muy grande», explica Guijarro en «El relato pre-marcano de la Pasión y la historia del cristianismo».
El historiador norteamericano John P. Meier relata en «Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico» cómo «cuando en conversaciones con gente de la prensa y el libro (…) ésta fue casi invariablemente la primera pregunta: Pero ¿puede usted probar que existió? Si me es posible reformular una interrogación tan amplia en una más concreta como «¿Hay pruebas extrabíblicas en el siglo I d.C. de la existencia de Jesús? Entonces creo que, gracias a Josefa (Flavio Josefo), la respuesta es sí».
Flavio Josefo (93 d.C.)
El historiador judío romanizado (37 a 110 d.C.) recoge en el texto conocido como «Testimonium flavianum» de su libro «Antigüedades judías (91-94)» una referencia a Jesús que si bien se cree que fue retocada con las frases abajo entre paréntesis, se considera auténtico: «En aquel tiempo apareció Jesús, un hombre sabio, (si es lícito llamarlo hombre); porque fue autor de hechos asombrosos, maestro de gente que recibe con gusto la verdad. Y atrajo a muchos judíos y a muchos de origen griego. (Él era el Mesías) Y cuando Pilato, a causa de una acusación hecha por los principales de entre nosotros lo condenó a la cruz, los que antes le habían amado, no dejaron de hacerlo. (Porque él se les apareció al tercer día de nuevo vivo: los profestas habían anunciado éste y mil otros hechos maravillosos acerca de él) Y hasta este mismo día la tribu de los cristianos, llamados así a causa de él, no ha desaparecido».
En Ant. 20.9.1. también hace referencia a «Jesús, que es llamado Mesías» al dar cuenta de la condena a Santiago a ser apedreado.

Tácito (116 d.C.)
El historiador romano (56 a 118 d.C) menciona a «Cristo» en sus «Anales» escritos hacia el año 116 d.C. al hablar sobre Nerón y el incendio de Roma en el año 64. Informa de la sospecha que existía de que el propio emperador había ordenado el fuego y recoge cómo «para acallar el rumor, Nerón creó chivos expiatorios y sometió a las torturas más refinadas a aquellos a los que el vulgo llamaba “crestianos”, [un grupo] odiado por sus abominables crímenes. Su nombre proviene de Cristo, quien bajo el reinado de Tiberio, fue ejecutado por el procurador Poncio Pilato. Sofocada momentáneamente, la nociva superstición se extendió de nuevo, no sólo en Judea, la tierra que originó este mal, sino también en la ciudad de Roma, donde convergen y se cultivan fervientemente prácticas horrendas y vergonzosas de todas clases y de todas partes del mundo».
Los historiadores consideran a Flavio Josefo y Tácito como los testimonios primitivos independientes relativos al mismo Jesús más consistentes, aunque también hay otras fuentes que recogen datos sobre los primeros cristianos:
Plinio, el joven (112 d.C.)
Procónsul en Bitinia del 111 al 113 y sobrino de Plinio el Viejo. Se conservan 10 libros de cartas que escribió. En la carta 96 del libro 10 escribe al emperador Trajano para preguntarle qué debía hacer con los cristianos, a los que condenaba si eran denunciados. En ella cita tres veces a Cristo y señala que los cristianos decían que toda su culpa consistía en reunirse un día antes del alba y cantar un himno a Cristo «como a un dios»: «Decidí dejar marcharse a los que negasen haber sido cristianos, cuando repitieron conmigo una fórmula invocando a los dioses e hicieron la ofrenda de vino e incienso a tu imagen, que a este efecto y por orden mía había sido traída al tribunal junto con las imágenes de los dioses, y cuando renegaron de Cristo (Christo male dicere). Otras gentes cuyos nombres me fueron comunicados por delatores dijeron primero que eran cristianos y luego lo negaron. Dijeron que habían dejado de ser cristianos dos o tres años antes, y algunos más de veinte. Todos ellos adoraron tu imagen y las imágenes de los dioses lo mismo que los otros y renegaron de Cristo. Mantenían que la sustancia de su culpa consistía sólo en lo siguiente: haberse reunido regularmente antes de la aurora en un día determinado y haber cantado antifonalmente un himno a Cristo como a un dios. Carmenque Christo quasi deo dicere secum invicem. Hacían voto también no de crímenes, sino de guardarse del robo, la violencia y el adulterio, de no romper ninguna promesa, y de no retener un depósito cuando se lo reclamen».
Trajano contestó a Plinio diciéndole que no buscara a los cristianos, pero que, cuando se les acusara, debían ser castigados a menos que se retractaran.
Suetonio (120 d.C.)
El historiador romano (70-140 d.C.) hace una referencia en su libro «Sobre la vida de los Césares» donde narra las vidas de los doce primeros emperadores romanos. En el libro V se refiere a un tal «Chrestus» al mencionar la expulsión de los judíos de Roma ordenada por el emperador Claudio: «Expulsó de Roma a los judíos que andaban siempre organizando tumultos por instigación de un tal Chrestus».

La mayoría de los historiadores coinciden en que Chrestus es Cristo porque era frecuente que los paganos confundieran Christus y Chrestus y no existe ningún testimonio sobre ningún Chrestus agitador desconocido.
En los Hechos de los Apóstoles se recoge este acontecimiento: «[Áquila y Priscila] acababan de llegar [a Corinto] desde Italia por haber decretado Claudio que todos los judíos saliesen de Roma».
Luciano (165 d.C.)
El escritor griego Luciano de Samosata satiriza a los cristianos en su obra «La muerte de Peregrino»: «Consideraron a Peregrino un dios, un legislador y le escogieron como patrón…, sólo inferior al hombre de Palestina que fue crucificado por haber introducido esta nueva religión en la vida de los hombres (…) Su primer legislador les convenció de que eran inmortales y que serían todos hermanos si negaban los dioses griegos y daban culto a aquel sofista crucificado, viviendo según sus leyes».
Mara Bar Sarapión (Finales del siglo I)
Existe una carta de Mara Ben Sarapión en sirio a su hijo en la que se refiere así a Jesús, aunque no lo menciona por su nombre: «¿Qué provecho obtuvieron los atenienses al dar muerte a Sócrates, delito que hubieron de pagar con carestías y pestes? ¿O los habitantes de Samos al quemar a Pitágoras, si su país quedó pronto anegado en arena? ¿O los hebreos al ejecutar a su sabio rey, si al poco se vieron despojados de su reino? Un dios de justicia vengó a aquellos tres sabios. Los atenienses murieron de hambre; a los de Samos se los tragó el mar; los hebreos fueron muertos o expulsados de su tierra para vivir dispersos por doquier. Sócrates no murió gracias a Platón; tampoco Pitágoras a causa de la estatua de Era; ni el rey sabio gracias a las nuevas leyes por él promulgadas».
Celso (175 d.C.)
En «Doctrina verdadera» ataca a los cristianos. Aunque no se conserva su libro, sí muchas de sus citas por la refutación que escribió Orígenes unos 70 años después.
«Colgado» en el Talmud
El gran erudito judío Joseph Klausner ya escribió a principios del s.XX que las poquísimas referencias del Talmud a Jesús son de escaso valor histórico. En el tratado Sanhedrin 43a se menciona a «Yeshú»: «Antes pregonó un heraldo. Por tanto, sólo (inmediatamente) antes, pero no más tiempo atrás. En efecto contra esto se enseña: “En la víspera de la pascua se colgó a Jesús”. Cuarenta días antes había pregonado el heraldo: “Será apedreado, porque ha practicado la hechicería y ha seducido a Israel, haciéndole apostatar. El que tenga que decir algo en su defensa, venga y dígalo”. Pero como no se alegó nada en su defensa, se le colgó en la víspera de la fiesta de la pascua».
«Muy probablemente el texto talmúdico se limita a reaccionar contra la tradición evangélica», considera John P. Meier en «Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico»
M. Arrizabalaga para ABC

martes, 3 de julio de 2018

La actividad científica de la Custodia de Tierra Santa.

La actividad científica de la Custodia tiene como su máximo exponente el Studium Biblicum Franciscanum, conocido en todo el mundo de la cultura bíblica y arqueológica. El SBF se dedica a numerosas actividades de investigación en el campo de la arqueología bíblica y de las fuentes literarias. El estudio e investigación de los textos bíblicos se realiza desde varios puntos de vista: histórico, exegético, teológico, lingüístico y contextual. El Instituto organiza jornadas de actualización, convenios, cursos de formación para los guías de Tierra Santa y campañas de excavaciones arqueológicas.
Otro Instituto importante es el Muski, o centro de estudios orientales de El Cairo, que centra sus estudios e investigaciones sobre las comunidades cristianas de Oriente Medio. La actividad principal del Muski es la de sus publicaciones, que representan una preciosa documentación para el Cristianismo en Oriente Medio. El centro dispone de una biblioteca única en su género: más de treinta mil volúmenes y una buena colección de manuscritos orientales en árabe, siríaco, copto, armenio, turco y persa.
El Studium Theologicum Jerosolymitanum está vinculado al SBF como primer ciclo de Teología y tiene su sede en el convento de San Salvador. Está encaminado principalmente a la formación de los candidatos al sacerdocio.
La investigación arqueológica
Los franciscanos de Tierra Santa han custodiado y conservado con gran amor y dedicación los santuarios y se han preocupado siempre de su restauración y embellecimiento.
Particularmente, las labores de restauración han asumido siempre una gran importancia. Para sacar a la luz todos los elementos originales de los santuarios, se ha realizado una exploración arqueológica que –rediseñando los lugares que vieron y caracterizaron la acción de los personajes bíblicos- ha contribuido a crear una sensación de actualidad que interpela a través de una experiencia vívida y directa.
La actividad arqueológica de los franciscanos en Tierra Santa comenzó a finales del siglo XIX cuando, gracias al impulso de las numerosas exploraciones arqueológicas llevadas a cabo en Palestina durante aquel período, la necesidad de un conocimiento más científico de los santuarios y de los Santos Lugares se convirtió en complementaria de la de custodiarlos y venerarlos.
Las excavaciones de la Custodia han privilegiado obviamente los lugares ligados al Nuevo Testamento, aunque no son raros aquellos que guardan relación con el Antiguo Testamento.
Esta actividad de la Custodia ha contribuido a crear, en el curso del último siglo, un enorme patrimonio de restos materiales y un enriquecimiento de los conocimientos sobre la Tierra Santa.

En Siria, Maya camina gracias a su papá y dos latas de sardinas


Una familia en fuga desde Alepo, una historia de gran amor: porque ahí donde sufre el hombre la dignidad de la persona resplandece más.

La situación en Siria sigue siendo grave, aunque las noticias nos lleguen sin grandes titulares, fuertes proclamaciones y llamamientos.

Las últimas noticias nos informan de enfrentamientos en la provincia de Daraa:

El ejército legítimo de Damasco apoyado por los cazas militares rusos ha rechazado un ataque en el sur de Siria, matando a 70 terroristas. […] Alrededor de 20 mil personas han huido desde el martes pasado a áreas que están a manos de los rebeldes en la parte oriental de la provincia meridional de Daraa (Il Secolo d’Italia).

El lunes pasado dos misiles israelitas explotaron cerca del área del aeropuerto internacional de Damasco. No hay tregua al conflicto en esa zona del mundo y el drama humanitario sigue agravándose.

Lo ha confirmado el cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria, durante la fiesta del Avvenire en Matera: “Más de la mitad de los hospitales están fuera de uso así como una escuela de cada tres. Hay muchos buenos samaritanos en Siria. En el sector sanitario fueron asesinados más de 700. En el país, los ladrones matan también a los buenos samaritanos” (Sir).

La creatividad del padre de Maya

Para mandar un abrazo de cercanía al pueblo sirio, y para difundir un mensaje de esperanza para todos, contamos una pequeña gran historia de bien y entre los escombros. Porque misteriosamente se constata que, en todas las latitudes del mundo, la humanidad herida manifiesta una increíble creatividad y muestra lo positivo dentro de la pesadilla.

Maya Meri tiene ocho años, vino al mundo en Alepo bajo las bombas y nació sin piernas a causa de una enfermedad genética. No es bella una infancia en fuga o en el terror, mendigando lo necesario en un campo de prófugos.

Ser discapacitado grave puede significar lo peor posible en un contexto de vida similar. Maya es un frágil fragmento humano dentro de una polvareda; es fácil aplastarla, eliminarla, olvidarla.

En la guerra todo se vale, ¿no?

En la guerra es necesario usar mejor todos los recursos, ¿y quien no los tiene?
En esta trama hecha de crueldad y brutalidad es necesario el ojo de un papá.

 Sólo una mirada enamorada puede decir con valentía y autoridad que nadie puede quedar atrás, que no existen desechos humanos sino solo almas dignas de esperanza.

El papá de Maya – casi un joven y tierno Gepeto – dio a su hija un par de piernas para poder jugar, ir a la escuela y para vivir. Lo hizo de la única manera posible. Bien dice el dicho: “De necesidad virtud”.

Hizo lo mejor posible con casi nada. Con lo que nosotros definiríamos como desperdicios, dos latas de sardinas llenas de tela y algodón, creó unas prótesis para su hija.

“Mi corazón sufría – cuenta el hombre – cuando la veía arrastrarse frente a sus amigos mientras jugaban” (Gli occhi della guerra).

Qué imagen para nuestro Occidente ahogado por la esclavitud del usar y tirar. Siervos de un utilitarismo que ciega. Excelentes en reciclaje, buenísimos en tirar rápidamente.

Recuerdo ese bello cuadro de Van Gogh en donde un papá campesino mira los primeros pasos de su hija esperándola con los brazos abiertos.

Querida Maya, Van Gogh también habría hecho de ti una obra maestra. No porque tú necesites serlo, sino porque es necesario darse cuenta que lo eres.

¿Qué decía el salmo 139(138) del domingo pasado?

Tú creaste mis entrañas,
me plasmaste en el seno de mi madre:
te doy gracias porque fui formado
de manera tan admirable.
¡Qué maravillosas son tus obras!
y nada de mi ser se te ocultaba,
cuando yo era formado en lo secreto,
cuando era tejido en lo profundo de la tierra.
Un papá siente en el corazón esta mirada del Padre sobre todos sus hijos. Nuestros miserables huesos son un prodigio.
Es realmente digno de asombro que nos recuerden esta gran dignidad dos latas de sardinas llenas de tela y que, lejos, en alguna parte, en Siria, ahora caminan de arriba a abajo para permitirle a una niña seguir el destino que le espera.