CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

martes, 25 de diciembre de 2018




PLEGARIA DEL CABALLERO TEMPLARIO

Resultado de imagen de CABALLERO TEMPLARIO ORANDO

Non nobis Domine, non nobis Domine, sed nomine tuo da gloriam

Por el sol que nos quema, por la lluvia que nos azota,
Por la lucha sin mancha y con destreza,
Te alabamos
Por el hambre que atormenta, Por la sed que se seca,
Cuando la fatiga nos oprime,
Te damos las gracias
Por el viento que nos ciega, por la arena que nos quema,
Por nuestra sangre derramada en la tierra,
Te alabamos
Para noches de insomnio en armas, silencio y oración.
Que llenan el corazón de verdadera alegría.
Te damos las gracias

Domine no nobis, no domine nobis, sed su nombre de gloriam

Por el llanto de los enemigos, el galope lanza en ristre
En la gloria de la batalla nuestra fiesta,
Te alabamos
Por la fe y el Beaussant, que en nuestros corazones y torres se destaca,
Por la muerte salvadora que nos espera.
Te damos las gracias
Y por la dulce esperanza de llegar a tu presencia.
Purificados y heridos en el pecho.
Te alabamos
Por la caridad de las armas, que nos inspiras dentro del corazón.
Para mayor gloria de ti, Señor nuestro.
Te damos las gracias
Non nobis Domine, non nobis Domine, sed nomine tuo da gloriam
In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti. Amen.En citas Patris et Filii et Spiritus Sancti. Amén.