CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

martes, 1 de enero de 2019


PERSECUCIÓN CRISTIANOS: 36 sacerdotes y 40 misioneros han sido asesinados en 2018


Un “annus horribilis” por ser el año que más han aumentado los asesinatos de sacerdotes y misioneros, el mayor número del siglo
Un total de 36 sacerdotes han sido asesinados en este año 2018 en distintos lugares de la tierra, frente a 15 asesinados el año 2017, según informa Ayuda a la Iglesia que sufre, lo que equivale a tres asesinatos al mes. Por su parte, la Agencia Fides informa que han sido asesinados 40 misioneros en 2018, en su mayoría sacerdotes, cuando en 2017 la cifra alcanzó casi la mitad (23). En este siglo XXI, los años con mayores asesinatos de sacerdotes fueron el 2001 y el 2009, cuando las víctimas fueron 25 y 30, respectivamente.
Para el diario vaticano L’Osservatore Romano este incremento hace que el año que termina puede calificarse de “annus horribilis”. También hay cerca de tres mil cristianos asesinados en las persecuciones, la mayoría en países musulmanes.
Son por lo tanto cristianos que han muerto a causa de su fe en Cristo y por difundir el Evangelio. La cifra “es preocupante”, pues es “la más alta del siglo”. Mientras tradicionalmente el número mayor de asesinatos se producía en América, este año se ha producido en África, donde han sido asesinados 19 sacerdotes, un seminarista y una mujer laica. El más alto número de sacerdotes asesinados ocurrió en el año 1994, con 124 sacerdotes, pero de ellos la gran mayoría (104 sacerdotes) perdieron la vida en la sanguinaria guerra étnica que tuvo lugar en Ruanda.
Por continentes, de los 36 sacerdotes asesinados, 19 corresponden a África, como se ha dicho, de los cuales 6 en Nigeria, 5 en la República Centroafricana) 14 en América (7 en México), y 3 en Asia.
Estos datos, dice el diario del Vaticano, demuestran que los sacerdotes viven muy cerca del pueblo, es más, viven los problemas de su pueblo. Los sacerdotes, dice L’Osservatore Romano, “comparten a menudo y en todo las condiciones y los peligros de la población en medio de la cual son misioneros del Evangelio”.
 También este año, señala el diario, “muchos sacerdotes y con ellos tantos operadores pastorales en tierra de misión, han perdido la vida en contextos de pobreza, de degradación, donde la violencia es la norma de la vida, y en los que la autoridad del estado está debilitada por la corrupción y por los compromisos, o donde la religión se instrumentaliza para otros fines”.