CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

viernes, 22 de marzo de 2019



Comenzamos una entrega en breves capítulos de la referencia que se hace en el Diccionario de los Institutos de Perfección (Ediciones Paulinas) a la voz TEMPLARIOS. En ella se hace una breve historia de la mítica Orden del Temple con la rigurosidad acreditada de los autores de la misma y la editorial. A lo largo de las diferentes entregas conocerán la verdadera Orden del Temple, haciendo referencia al final a la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi como continuadora de de los ideales y del estilo de vida descritos por San Bernardo de Claraval y actualmente aprobada por la Iglesia Católica.



TEMPLARIOS

(Pauperes conmilitones Christi Templique Salomonis)

I. Historia general de la Orden.

 1. Origen.

 La Orden de los Templarios se estableció en Jerusalén alrededor del año 1119. Hugo de Payns, un noble de clase media de la región de la Champagne, y nueve de sus compañeros hicieron los votos religiosos de pobreza, castidad y obediencia, y formaron una comunidad que, por donación de Balduino II, tenía como residencia una parte del palacio real identificado por los cruzados como el templo de Salomón, de ahí el nombre de los templarios. Inicialmente se dedicaron a la protección de los peregrinos que recorrían los caminos hacia Jerusalén; asumieron esta tarea en un momento en que los compromisos sociales y morales de la caballería eran urgentes, mientras que la verdadera necesidad de protección proviene de los escritos de los peregrinos de principios de siglo. XII. Sin embargo, a los pocos años los templarios comenzaron a participar en campañas militares contra los infieles, aunque no abandonaron el compromiso original. A veces se ha afirmado que los templarios imitaban a la institución musulmana de la fortaleza ribat en las fronteras del Islam, donde los musulmanes llevaban una vida religiosa y militar. Pero esta hipótesis es cuestionable: de hecho, no es cierto que los francos en el este, durante las primeras décadas del siglo. XII, conocían la existencia del ribat y la transformación operada con la nueva tarea asumida no representaba un cambio radical en la forma de vida de los templarios. El cambio puede explicarse simplemente por la necesidad de soldados en los estados cruzados. En sus primeros años, sin embargo, la comunidad no se desarrolló ampliamente, mientras que algunos miembros comenzaron a tener dudas sobre su tipo de vida. Estas circunstancias explican el viaje que Hugo hizo a Occidente con 5 compañeros, probablemente en 1127, y la apelación que hizo a San Bernardo y que condujo a la composición “De laudae novae militiae ad milites templi”, escrita en apoyo de la Orden. Tan pronto como los templarios se hicieron conocidos en Occidente, fueron inmediatamente apreciados. De hecho, fueron considerados por San Bernardo como una nueva especie de milicia, que tenía el mérito de participar en un doble conflicto: los templarios no solo luchaban, como monjes, contra las fuerzas del mal con las armas de la oración y la abnegación sino que también participaron en una lucha material digna de elogio por la defensa de la Iglesia y del cristianismo. Por esta razón, ellos, como los cruzados y en marcado contraste con los que lucharon en las guerras seculares, merecían una recompensa espiritual: incluso se les consideraba mártires que ofrecían sus vidas. En el Concilio de Troyes, celebrado en enero de 1128 (o 1129 según R. Hiestand, Kardinalbischof ...: v. Bibl.) Bajo la presidencia del legado papal, el cardenal Matteo, obispo de Albano, la Orden fue aprobada y se redactó una regla, probablemente bajo la dirección de San Bernardo, aunque algunas cláusulas se agregaron más adelante. La Regla se se basó en parte en las costumbres ya existentes de los templarios, mientras que algunos artículos de la misma se pueden discernir recogidos de la regla de San Benito. Durante este tiempo, Hugo y sus seguidores viajaron a través de Europa occidental, buscando nuevos reclutas y financiación. Esto marcó el comienzo de la rápida acumulación de riqueza dentro de la Orden en todo el cristianismo occidental.


martes, 19 de marzo de 2019


La única escultura que queda de 

Leonardo Da Vinci es mariana


Según el periódico, The Guardian,destacados expertos habrían descubierto la que sería la última escultura en pie del famoso genio italiano Leonardo Da Vinci.
Aunque se sabe que Da Vinci hizo muchas esculturas en su vida, solo una habría resistido al paso del tiempo y se trata de una obra dedicada a la Virgen María.
La escultura mide unos 51 centímetros de alto, está hecha de arcilla roja y representa a la Virgen María cargando a su Hijo. Lo interesante de esta obra es que tanto la Virgen como Jesús están sonriendo.
Para la época de Leonardo, esto era algo revolucionario porque la sonrisa en el arte era símbolo de locura, y esta pieza pudo haber sido interpretado por los críticos arte de entonces como un acto sacrílego.
Los curadores indicaron que esta obra es del año 1472, y que el rostro de la Virgen delató a Da Vinci como posible autor, pues tiene una fuerte semejanza al rostro de la Mona Lisa. Además, la “tela” de su manto tiene particularidades semejantes a las que caracterizan la obra de Da Vinci.
La obra le perteneció al Museo Victoria and Albert de Londres, Inglaterra, desde el año 1858 hasta la actualidad. Antes de este año no se sabe dónde estuvo exactamente.  
Fuente: https://es.churchpop.com/


lunes, 18 de marzo de 2019


18 de marzo de 1314


En una pequeño terreno al fondo de L'ile de la Cite, en un jardín conocido como el "Ver - Galant", en el Sena, en París, hoy hace 705, suben valientemente hacía una pira para ser quemados  Jacques de Molay, último Gran Maestre de la Orden del Templo de Jerusalén y de los Pobres Caballeros De Cristo, y Geoffrey de Charnay, Preceptor de Normandía.
Se consume así el último y trágico acto de un largo calvario, que dio comienzo para la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo el  viernes 13 de octubre de 1307.

Una memoria eterna
Non nobis Domine non nobis.





viernes, 1 de marzo de 2019

"El Camino de Santiago: búsqueda y encuentro": Carta Pastoral de los Obispos del Camino Francés a Santiago
Loading
Fuente:  Gaudium Press) Realizando una profunda reflexión sobre el fenómeno jacobeo y "con el deseo de que todos los participantes en la secular peregrinación (....) la aprovechen en toda su virtualidad", los Obispos del Camino Francés a Santiago de Compostela presentaron recientemente la Carta Pastoral "El Camino de Santiago: búsqueda y encuentro".
En dicho documento, los prelados expresan: "A los obispos franceses y españoles del Camino de Santiago no nos ha pasado inadvertido este prometedor fenómeno religioso que, manteniéndose a lo largo de diez siglos, se da también en los tiempos presentes; por el contrario, hemos puesto en él nuestra atención pastoral. Particularmente desde el año 2009, a iniciativa del arzobispo de Santiago de Compostela, estamos empeñados en llevar a término una tarea común de evangelización a favor de los agentes que intervienen en esa laudable práctica religiosa que es la peregrinación".
Santiago_SantiagoDeCompostela_B_001_287x432.jpg
Apóstol Santiago, Catedral de Compostela / Foto: Gauidum Press.
Dirigiéndose de manera especial a los peregrinos, los Obispos señalan que es su deseo "que todos los que participan en la misma, al tomar conciencia de su genuino significado, se beneficien de los provechos espirituales que de ella dimanan y que contribuyen a enriquecerlos en el orden personal y espiritual, al tiempo que se afianzan los lazos fraternos entre las naciones y se hacen más estrechos los vínculos de caridad que unen a los miembros de la comunidad cristiana universal".
"Estamos convencidos de que, si no se desvirtúa su naturaleza, el esforzado caminar hacia la meta compostelana, figura de la gran peregrinación que es nuestra propia vida, puede ayudarnos a centrar el sentido personal de nuestra existencia, a profundizar en la naturaleza del pueblo de Dios peregrino que es la Iglesia, y a estimular nuestro afán evangelizador, al mismo tiempo, sabiendo que ‘la Iglesia avanza en su peregrinación a través de las persecuciones del mundo de los consuelos de Dios'", prosiguen citando a San Agustín.
En otro momento, los obispos hablan sobre el sentido de la búsqueda, relacionada con el Camino de Santiago: "El atractivo milenario del Camino de Santiago convoca a gentes muy diversas para realizar esta experiencia personal. Pero muchos entre ellos van buscando secretamente algo que los mejore y los enriquezca, algo que los centre y les dé sentido a su vida (...) Los obispos franceses y españoles del Camino de Santiago pensamos que la peregrinación a Compostela puede ayudar a encontrarlas".
Asimismo, hacen referencia al peregrino cristiano quien, desde los orígenes del Camino, encuentra en él un gran significado: "La visita a los santuarios y la veneración de las reliquias que en ellos se custodian son formas de piedad que el sentido religioso ha inspirado al pueblo fiel. Como también la larga peregrinación; ella añade el ejercicio ascético que supone el esfuerzo sostenido, instrumento de penitencia y santificación, de formación del carácter, de fortalecimiento de la voluntad en la prosecución del bien propuesto como fin".
"La peregrinación nos ayuda a volvernos más a Cristo, a seguir su camino, a acercarnos más a Él interiorizar más el Reino de Dios. Pero es también figura de vida del creyente. Los cristianos somos peregrinos que ‘caminamos en la fe' al encuentro del Señor. Siempre con buen ánimo seguimos su camino hasta llegar a la patria deseada", agregan los Obispos españoles y franceses.
Catedral de Santiago.jpg
Catedral de Santiago de Compostela, meta del Camino / Foto: Gaudium Press.
Otro aspecto abordado en la Carta Pastoral es el dinamismo evangelizador que posee el Camino. Es por ello que en el documento los prelados exhortan a los peregrinos, sobre todo a los cristianos, para que participen "activa y fructuosamente en las asambleas eucarísticas que se celebran a lo largo de la ruta, en las que está verdaderamente presente la Iglesia de Cristo", puesto que la Eucaristía "es la fuente y la cima de nuestra vida cristiana; en ella podrán unir al sacrificio de Cristo, en virtud de su sacerdocio regio, los trabajos y fatigas del camino y recibir fuerzas espirituales para proseguir provechosamente su andadura"; para así llegar "fortalecidos espiritualmente a la Catedral de Compostela, donde culmina su peregrinación, y a la que verán como un símbolo de la Jerusalén celeste que anhelamos".
Junto con el alimento Eucarístico, los prelados también hablan de la importancia de ser misioneros una vez culmine la peregrinación a Compostela: "El peregrino que junto a la tumba del apóstol Santiago ha meditado sobre los orígenes del cristianismo, está motivado para ser agente eficaz de la nueva evangelización. Entiende el llamamiento del Papa Juan Pablo II: ‘Hace falta reavivar en nosotros el impulso de los orígenes, dejándonos impregnar por el ardor de la predicación apostólica de Pentecostés'. La plenitud de la vivencia cristiana se desborda en apostolado".
Simbolo del camino.JPG
La concha amarilla es el signo y guía del Camino de Santiago / Foto: Sonia Trujillo - Gaudium Press.
Finalmente, exhortan: "Al retornar a vuestros hogares, esforzaos en llevar el Evangelio a las personas de vuestro entorno, a aquellas con quienes tratáis habitualmente, próximas o lejanas, en una conversación sencilla, en la calle, en el trabajo, en el camino. Concentraos en lo esencial, que es lo más grande, lo más atractivo, lo más necesario: habladles del amor salvífico de Dios manifestado en Jesucristo muerto y resucitado. Comportaos como ‘heraldos itinerantes de Cristo'".
La Carta Pastoral, presentada durante un encuentro ocurrido en la ciudad francesa de Bayona, cuenta con las reflexiones del Obispo de Logroño, el Obispo Auxiliar de Pamplona, el Obispo de Bayona, y los obispos de Le Puy en Velay, Limoges, Carcasona y Tours, además del Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela.
Ingrese aquí para leer completa la Carta Pastoral: "El Camino de Santiago: búsqueda y encuentro".

miércoles, 27 de febrero de 2019


Una tesis doctoral asegura que el cáliz de Valencia es el auténtico Santo Grial


La investigadora Ana Mafé concluye en su estudio que la copa que permanece en la ciudad es, al 99,9% de probabilidades, la utilizada en la Última Cena.
La investigadora Ana Mafé García está segura, al 99,9%, de que el cáliz de Valencia es el que Jesucristo utilizó en la Última Cena. La búsqueda eterna del Santo Grial terminaría así en la ciudad del Turia. Así lo argumenta en su tesis esta doctora en Historia del Arte por la Universidad de Valencia –quien ha admitido ser una «admiradora de la pieza» que se custodia en la Catedral–, y ha explicado la metodología de investigación aplicada, que ha sido la iconográfica.
Mafé ha presentado este miércoles su las conclusiones del primer estudio en el mundo de la protohistoria del Santo Cáliz, respaldadas con pruebas documentales y científicas partiendo del estudio más importante realizado en los años 60 por el cronista Antonio Beltrán. «Quien en 1960 –indica la investigadora– nos cuenta unas cosas que se han ido perpetuando y constatando por el resto de investigadores qeu hasta la fecha han estado en contacto con la pieza». La primera de ellas, la estructura de la copa que, por su forma, proviene del siglo I o II antes de Cristo. «Teníamos claro el cuándo, pero no el dónde, nos faltaba su DNI», ha matizado Mafé.
La segunda «pista» la dio el estudio volumétrico, tras el que descubrieron que la copa tiene una capacidad de «dos reviíts y medio. Esto significa que la copa está hecha con medidas hebreas ad hoc». Al tratarse de una copa hebrea, «coetánea a la época de Herodes», la datación en su primitivo entorno la sitúa, según la tesis, en el periodo del segundo templo de Jerusalén.
«Los que hemos tenido la suerte de viajar a Jerusalén, sabemos que cuando vas a los museos y pides ver cosas del segundo templo, te enseñan los cimientos de lo que es el templo actual, no queda nada. Tenemos la suerte en Valencia de tener un vestigio arqueológico de hace dos mil años filiado a lo que es la cultura hebrea», sentencia Ana Mafé.
«Estando en Jerusalén consultando con expertos en la materia, descubrimos aportaciones que hasta la fecha no se conocían. Ejemplo de ello es que el Santo Cáliz es una verdadera copa hebrea y nunca se había catalogado así. Analizando el material pétreo de la copa observamos que está hecha sobre piedra catalogada en la Antigüedad como sardius, representativa de la tribu de Judá, a la que perteneció Jesús de Nazaret», comenta la investigadora.
Otra aportación es una nueva lectura a inscripción del pie del cáliz de Valencia. A través de un triángulo en la base de la epigrafía, se ha conseguido resolver un mensaje encriptado hasta la fecha: «Se alude a Jesús en su nombre hebreo, en base al idioma hebreo y árabe aljamiado».
Con los resultados obtenidos de la tesis, la doctora Ana Mafé ha empleado además la regla de Laplace, un barómetro científico de probabilidad, sobre las cuestiones técnicas que debería de cumplir el Santo Grial, en base a los preceptos judíos del siglo I y a la tradición que sustenta a cada una de las supuestas copas que se han sometido a dicha prueba. Así pues, ante este mismo escenario, el cáliz de Valencia cumple el 99,9% de los requisitos, mientras que el porcentaje para el cáliz de doña Urraca de León es del 33%. «Esta solo es una regla matemática de probabilidad, mi metodología es la iconográfica, la de la Historia del Arte», ha querido incidir la experta.

«Si cogemos el Evangelio, la fuente primitiva textual que habla de esa copa, y la casamos con los documentos objetivos que nos traslada el estudio pétreo del Santo Cáliz coincide todo, es hebrea, habla de la regla del amor, habla de la tribu de judá, y casando estos elementos sale este porcentaje», se ha referido Mafé al 99,9% de probabilidades que sitúan al cáliz de Valencia como el Santo Grial de la Última Cena.
Mafe ha explicado que es la primera vez que se cataloga el Santo Cáliz de Valencia como «Kos Kiduhs Esther – 2018 Valencia», por lo que, si se encontrara otra pieza parecida «la podrían comparar con ella». En el estudio se certifica así que es la única copa de ese periodo que se conserva entera en todo el mundo.
Reclamo turístico
La tesis doctoral de Mafé se titula ‘Aportes desde la Historia del Arte al turismo cultural: el Santo Cáliz de Valencia como eje del relato turístico que sustenta el Camino del Santo Grial en el siglo XXI’ y se ha podido realizar gracias a una beca dentro del programa #verysentirlacultura del Centro Óptico Losan. Mafé incide en la importancia de esta beca y comenta: «Si todas las PYMES becaran un doctorado, en unos años Valencia sería Harvard».
Junto a Mafé se encontraban la doctora Angela Di Curzio, experta en las Catacombe SS. Marcellino e Pietro de Roma (a la que la investigadora ha agradecido que corroborara la leyenda que situaba la copa en Roma), la doctora María Gómez Rodrigo, profesora titular de la Universitat de Valencia experta en pintura al fresco, Juan Miguel Díaz Rodelas, sacerdote custodio celador del cáliz valenciano y la asesora del Ayuntamiento de Valencia Pilar Bernabé.
Por su parte, el sacerdote que custodia la pieza en Valencia ha resaltado la importancia del estudio de Mafé, que, además de pretender –como ha destacado su autora– potenciar el turismo en la Comunidad Valenciana, espera que «contribuya a afianzar la fe en estos momentos de dificultad seria» por los que atraviesa la comunidad de la Iglesia.


miércoles, 13 de febrero de 2019



LISTADO DE INSTITUTOS Y COMUNIDADES RELIGIOSAS TRADICIONALES AHORA DEPENDIENTES DE LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

A través de un motu proprio de 17 de enero de 2019, el papa Francisco decidió suprimir la Pontificia Comisión Ecclesia Dei (núm. 1), confiando su cometido a una sección creada al efecto en la Congregación para la Doctrina de la Fe (núm. 2). La competencia de esa sección es continuar con la función de vigilancia, promoción y tutela que tenía dicha comisión (núm. 2).

Las comunidades tradicionales reconocidas por la Santa Sede.

Por fuerza de las facultades dadas por los Sumos Pontífices, la sección existente en la Congregación para la Doctrina de la Fe ejerce jurisdicción sobre los distintos institutos y comunidades religiosas erigidas por la Sede Apostólica, que tienen como uso propio la forma extraordinaria del rito romano y conservan las tradiciones precedentes de la vida religiosa.

Se encuentran bajo su dependencia entre otras la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Militia Templi.