CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

lunes, 11 de noviembre de 2019


ASESINADOS DOS SACERDOTES CRISTIANOS EN SIRIA.

Según informa el Diario la Razon en su editorial de hoy 11 de noviembre de 2019, dos sacerdotes católicos han sido asesinados por Daesh en Siria en ll en lo que constituye el primer ataque contra esta religión desde que el “califa” Ibrahim Hashimi asumió el mando de la banda terrorista.
Según un comunicado de la agencia Amaq, las muertes se produjeron cuando elementos del Estado Islámico abrieron fuego contra ellos en la aldea de al-Zar, ubicada en el distrito de al-Basira, en el campo oriental de Deir Ezzor.
Como prueba de su criminal acción, los yihadistas publican la reproducción del carnet de identidad de uno de los clérigos, en un hecho que sitúan dentro de la “bondad” que Alá tiene con ellos.
“Dos sacerdotes de cristianos incrédulos perecieron después de que los soldados del Califato les atacaron”, subrayan. Al parecer, eran de origen armenio.
Al publicar el documento de identidad, dicen que se trata del “encontrado en posesión de uno de los sacerdotes de los cristianos después del ser asesinados de los soldados del califato”.
Queda claro que la estrategia de los nuevos responsables de Daesh es la de continuar con los ataques a los “cruzados” por ser seguidores de la “Cruz” (de Cristo).
Esto quiere decir, según expertos en la materia, que cualquier objetivo vinculado con la religión cristiana, ya sea en las zonas en las que ahora operan, o en occidente, es susceptible de sufrir atentados por parte de estos terroristas.
En el colmo de su fanatismo e ignorancia, para justificar sus crímenes sitúan al cristianismo entre las religiones “politeístas”. Les da igual. Su determinación es la de imponer el Islam en su interpretación más rigorista, la Sharia, y para ello no dudan en atacar a los de otras confesiones, como ocurrió hace meses en Sry Lanka, Filipinas, Burkina Faso y otros países.
La lucha contra los terroristas, además de su vertiente operativa a cargo de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, precisa de la acción de los musulmanes que deben desacreditar con más fuerza, aunque ello conlleve asumir algunos peligros, a los miembros de Daesh y su estrategia criminal.